AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

Como suele ser habitual en el salto de las historias reales a la gran pantalla, los hechos se narran de una forma un tanto diferente a como sucedieron en la vida real para hacer sus casos más atractivos a los espectadores.

Madrid, 10 de junio (Europa Press).- La saga The Conjuring sigue al matrimonio formado por Ed y Lorraine Warren a través de sus investigaciones en el campo de lo paranormal. Una serie de indagaciones que, como tal y como los fans de la franquicia ya conocen, están basados en casos reales de sucesos sobrenaturales a los que la pareja tuvo que hacer frente.

Sin embargo, y como suele ser habitual en el salto de las historias reales a la gran pantalla, los hechos se narran de una forma un tanto diferente a como sucedieron en la vida real para hacer sus casos más atractivos a los espectadores. Esto lleva a que muchos de los fans se pregunten qué es cierto y qué ha sido ideado por Hollywood para aterrarles cada vez que se acerca una nueva entrega de The Conjuring.

Pero el caso de El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo es incluso más especial en ese sentido, ya que el crimen en el se centra llegó a los tribuanales con gran revuelo e impacto mediático por sus singularidades. Un caso real que fue recogido por Gerald Brittle en su libro, The Devil in Connecticut.

A continuación describimos algunos sucesos que ocurrieron de forma idéntica a como se muestran en el filme, otros que han sido sutilmente modificados y algunos más que han sido completamente creados para la ficción.

LA POSESIÓN DE DAVID GLATZEL

La película muestra el primer encuentro entre el hijo menor de los Glatzel y el demonio. Foto: Especial

La película muestra cómo el primer encuentro entre el hijo menor de los Glatzel y el demonio que en teoría lo poseyó fue mientras limpiaban la vieja casa a la que iba a mudarse la familia. Así fue también según el relato que en el mundo real hicieron los implicados, aunque viendo que los fenómenos paranormales continuaban, los Glatzel decidieron mudarse de casa, algo que la película omite.

EL EXORCISMO DE DAVID Y LA POSESIÓN DE ARNE

David es sometido por los Warren y un grupo de curas a un exorcismo. Foto: Especial

En el filme, David es sometido por los Warren y un grupo de curas a un exorcismo durante el cual, el demonio que ocupaba el cuerpo del pequeño pasó al del novio de su hermana, Arne. Según los testigos, esto ocurrió realmente, aunque no hay evidencias de que el ente causara un paro cardiaco a Ed Warren antes de cambiar de cuerpo como relata la película.

EL ASESINATO COMETIDO POR ARNE

La película también refleja cómo el demonio que posee a Arne se manifiesta por primera vez cuando le obliga a matar a su casero mientras ambos escuchan el vinilo de “Call Me” de Blondie. En la vida real, Arne ya había experimentado sucesos asociados a la posesión previamente, como un aparatoso accidente de coche.

Del mismo modo, el asesinato de su casero fue algo más complejo que como explica el filme. Por un lado, Arne no solo estaba acompañado de Debbie Gretzel cuando ocurrió el asesinato, como narra la película, sino que también estuvieron en la escena del crimen Wanda, la hermana de Arne y Mary, la prima de Debbie. Todos, incluido el casero, estuvieron comiendo y bebiendo en un restaurante cercano, no cometiéndose el crimen hasta que regresaron al piso arrendado y, presuntamente, el dueño de la propiedad intentó abusar de Debbie.

Al igual que relata la película, Arne fue encontrado deambulando a varios kilómetros del lugar.

LA ABOGADA DE ARNE

En el filme se presenta a una abogada llamada Meryl a la que los Warren convencen para defender a Arne. A pesar de sus reticencias para afirmar que su cliente ha sido poseído por el demonio, la letrada queda convencida de la verosimilitud del suceso después de conocer a Annabelle en una cena en casa de los demonólogos. En el caso real, el encargado de defender a Johnson fue el abogado Martin Minella.

LA MUERTE DE KATIE LINCOLN Y JESSICA LOUISE STRONG

Durante la investigación de los Warren, aparece un caso que parece estar ligado al de Arne: el asesinato de Katie Lincoln y Jessica Louise Strong, dos jóvenes que murieron misteriosamente en un bosque y cuyo crimen podría estar ligado a alguna secta o grupo satánico. En realidad este suceso nunca ocurrió, sino que ha sido ideado específicamente para el filme y añadir más profundidad a la investigación de los Warren en la película.

EL PADRE KÄSTNER

John Noble le da vida al padre. Foto: Especial

En el filme aparece un sacerdote retirado al que da vida John Noble y que estuvo especializado en demonología y ocultismo durante sus años en activo. Al igual que Katie Lincoln y Jessica Louise Strong, el personaje tampoco existió, sino que ha sido una invención del filme.

EL VEREDICTO DE ARNE JOHNSON

La película da a entender que la participación de los Warren hizo que, aunque no se reconociera explícitamente que estaba poseído, el hecho sirviera como atenuante. Foto: Especial

Finalmente, el caso de Arne Johnson se salda con una condena de 20 años por homicidio, a pesar de que, como narra el filme, solo llegó a cumplir cinco de ellos. La película da a entender que la participación de los Warren hizo que, aunque no se reconociera explícitamente que estaba poseído, el hecho sirviera como atenuante. En el proceso real, la posesión fue desestimada por completo y el jurado aceptó que el asesinato había sido en legítima defensa.