El oficial identificado como Rodney Dunn enfrenta ahora a la justicia estadounidense y el video en donde quedaron captados los hechos parece ser lo suficientemente contundente para condenarlo.

Ciudad de México, 10 de junio (SinEmbargo).– Un video publicado a principios de esta semana muestra a un oficial de la Policía Estatal de Arkansas, en Estados Unidos, ejecutar una maniobra de inmovilización contra una conductora que, dijo antes, no se detuvo lo suficientemente rápido cuando se le marcó el alto.

La mujer estaba embarazada. La patrulla hace que su automóvil gire y se voltee contra una guarda de concreto.

Nicole Harper, la mujer en el vehículo, ahora está demandando al oficial, Rodney Dunn, alegando que usó negligentemente fuerza letal durante el incidente de julio de 2020, que tuvo lugar en el condado de Pulaski.

Harper estaba embarazada en ese momento, pero no perdió a su hija, como temía. Dunn afirmó que intentó detener a Harper por exceso de velocidad, ya que ella iba a 84 millas por hora a pesar de un límite de velocidad de 70 millas por hora, momento en el que se escapó.

Harper dijo que estaba buscando un lugar seguro para detenerse en la carretera, que tenía un espacio reducido. El video de la cámara del tablero muestra el vehículo de Harper disminuyendo la velocidad a 60 mph y encendiendo las luces de emergencia mientras parecía buscar un lugar para detenerse.

Después del accidente, Dunn le preguntó: “¿Por qué no te detuviste?”.

Harper respondió: “Porque no sentí que fuera seguro”.

Y Dunn dijo: “Bueno, aquí es donde terminaste”.