San Cristóbal de Las Casas, Chis., 10 Jul. (Notimex).- El Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA) ha emitido recomendaciones a los gobiernos, a fin de que tomen medidas preventivas para evitar el desabasto de insumos en anticonceptivos.

El representante del organismo en México, Diego Palacios Jaramillo, añadió que cualquier desabasto de insumos médicos tiene implicaciones severas que van directamente a afectar la salud de las personas.

“En el tema de los métodos anticonceptivos estamos hablando de desabasto de condones o píldoras, el efecto puede ser que no sólo pueda ser medido o visibilizado en un tiempo corto, como puede ser un malestar, sino cambiar la vida de las personas” aseveró.

“Porque por ejemplo -dijo-, un adolescente que no tenga acceso a un condón, que no lo pueda comprar, porque simplemente no tiene los recursos y de tener relaciones sexuales con su novia, surgiría de allí un embarazo que finalmente va cambiar la vida de la chica, o del joven”.

O también, abundó, puede contraer una enfermedad de transmisión sexual, en el peor de los caso un VIH, que obviamente les va cambiar la calidad de vida en lo absoluto.

De tal forma, subrayó, que “un desabasto de insumos anticonceptivos, sobre todo para aquellas familias que no tienen la capacidad económica, o a veces física de acceder al sector comercial, puede significar tener graves consecuencias en términos de salud”.

Asimismo, agregó, en términos del desarrollo de las familias, de las oportunidades que tiene de generar una calidad de vida y también de vinculación económica de mujeres que pensaban trabajar y aportar al hogar y con un embarazo no planificado, simplemente esas posibilidades ya disminuyen drásticamente.

Por lo anterior, hay implicaciones agudas de un desabasto de anticonceptivos y por eso “desde UNFPA recomendamos que se tomen todas las medidas del caso para que en los servicios públicos se puedan anticipar los procesos administrativos a tiempo para que efectivamente esto no pueda darse”, puntualizó.

Por su parte, la directora general del Centro Nacional de Equidad y Género y Salud Reproductiva, Susana Cerón, corroboró que en Chiapas en el segundo semestre de 2011 se registró ese desabasto, propiciado por la complicidad de los procesos de licitación que existen en la entidad que no permitieron comprarlos a tiempo.

En el desarrollo del taller para medios, en el marco del Día Mundial de Población, explicó que la dependencia hace su programación y compran y también los estados, que son descentralizados, deben comprar.

“Tienen su presupuesto y ahora con el Seguro Popular la planificación familiar está con una intervención que le paga a todos los afiliados, por ejemplo la vasectomía”, mencionó.