Víctimas e integrantes de colectivos de búsqueda calificaron como un acto de total inhumanidad, la represión y agresión que desató este viernes el Gobierno del panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo contra los familiares de personas desaparecidas que se manifestaban en Guanajuato.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo)– “Se te acabó tu desmadre, aquí valiste madre”. Esas fueron las palabras que Carla Verónica Martínez escuchó mientras era detenida por policías cuando se manifestaba, junto con otros familiares de personas desaparecidas, en Guanajuato.

El uso de la fuerza policial contra las familias de personas desaparecidas, que se manifestaban contra la designación del titular de la Comisión Estatal de Búsqueda y exigían la reposición del proceso, fue calificado por las propias víctimas e integrantes de los colectivos de búsqueda como un acto de total inhumanidad por parte del Gobernador de la entidad, el panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo

“Esto que hizo Diego Sinhue es un acto de total inhumanidad. Jamás pensé que un Gobernador, que nos debería de atender con amor a su profesión, nos agreda. Se supone que cuando quieres ser gobernante es para para ayudar a la ciudadanía no para golpearla porque busca a sus desaparecidos”, dijo Bibiana Mendoza Negrete, vocera de “A Tu Encuentro”, uno de los colectivos que encabezaron la protesta.

La mañana de este viernes, los elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato (FSPE) bloqueron y agredieron a un contingente de familiares de desaparecidos cuando protestaban en la avenida Santa Fe, en la capital de la entidad.

“Quisimos ejercer nuestro derecho a manifestarnos por una causa muy justa y noble, que es regresar a nuestros desaparecidos a casa, y lo único que recibimos fueron golpes, amenazas e insultos de parte de Gobierno del estado de Guanajuato”, agregó Mendoza Negrete.

Jesús Gutiérrez, representante del colectivo “A tu Encuentro”, narró a SinEmbargo que la manifestación se realizaba de manera totalmente pacífica, pero enviaron a los antimotines para reprimirlos.

“Nosotros ni siquiera estábamos gritando. Por la recomendación ante la COVID-19, estábamos en sana distancia, con cubrebocas, sin siquiera gritar para no salivar tanto, y la respuesta del Gobierno fue llegar empujar y golpear a las mamás”, detalló el activista.

Bibiana Mendoza, quien busca a su hermano Manuel, destacó que en la movilización había muchos adultos mayores, niños y gente enferma que fue amedrentada y golpeada.

“La mayoría de los miembros del colectivo son mujeres de edad adulta y que buscan a sus hijos desde hace años e incansablemente. No se merecían el trato que hoy recibieron”, dijo.

Cinco personas fueron detenidas arbitrariamente, entre ellas madres de desaparecidos y hasta un visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Se trata de Gisela Olimpia Montoya, quien busca a su hermano Marco Antonio Montoya, desaparecido el 18 de marzo de 2017; Carla Verónica Martínez Jiménez, quien busca a su hermano Juan Valentín, desaparecido el 18 de febrero de 2020; Verónica Durán Lara, quien busca a su hijo Arturo Silva Durán; María del Carmen Ramírez, activista, y el visitador adjunto de la CNDH, Jorge Francisco Rubio Salgado.

Jesús Gutiérrez explicó que –además del arresto– a una de las víctimas le quebraron un pie y necesitará intervención quirúrgica. “Cuando los paramédicos atendieron a la compañera con fracturas, por órdenes del Gobierno, le dijeron que no tenía nada, pero cuando la revisaron otros médicos recomendaron que tenía que ser intervenida de manera inmediata”, agregó Bibiana Mendoza.

A Sandra, quien busca a su hermano, le quebraron el pie durante el uso de las policías para retirar la protesta de familiares de desaparecidos. Foto: Especial vía Zona Franca.

La reacción del Gobierno estatal ha provocado una mayor intranquilidad entre víctimas y los colectivos, expresaron en entrevista con este diario digital.

“Es muy preocupante que la policía estatal acuda a amenazarnos, hostigarnos y seguirnos. Que pongan a la policía estatal a golpear a las mujeres y adultos. Es muy preocupante que el Gobernador reaccione de esta forma. Creemos que es importante que el Gobernador salga, de la cara y explique por qué sus policías se portaron así con nosotros”, dijo Jesús Gutiérrez.

Con esta postura coincidió Bibiana: “Es lamentable que en Guanajuato ya no nos podamos manifestar ni levantar la voz por las familias destrozadas por la violencia y el baño de sangre que ocurre todos los días, porque el Gobernador manda a su policía estatal a amedrentar y a golpearte”.

Desde ayer, alrededor de 120 familias de personas desaparecidas colocaron un plantón permanente frente al Teatro Juárez para manifestarse contra la designación del titular de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas de Guanajuato, Héctor Díaz Ezquerra, quien es un financiero y administrador de empresas.

“Hay un rechazo del proceso de elección del Comisionado de Búsqueda; es un rechazo del perfil elegido porque es cercano al Partido Acción Nacional (PAN)”, explicó Gutiérrez.

Y Bibiana Mendoza abundó: “es una burla por parte de Diego Sinhue que haya puesto al frente de la Comisión de búsqueda a un administrador de empresas que desconoce totalmente de investigación y búsqueda, todo por un capricho de él (el Gobernador), porque por parte de los colectivos hicimos llegar las peticiones y propuestas de perfiles más aptos”.

Cuando el colectivo “A tu Encuentro” y familias de personas desaparecidas en Guanajuato instalaron ayer su campamento, el Gobierno del estado les propuso reunirse con Héctor Alonso Díaz Ezquerra, comisionado estatal, para establecer un diálogo. No obstante, no hubo referencia alguna a la principal demanda: la reunión con el Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, único canal de comunicación que el colectivo ha reconocido.

Los representantes del colectivo guanajuatense reprocharon la falta de atención y “desprecio” que el Ejecutivo estatal mostró con esta acción.

“Me parece increíble que el Gobierno de Guanajuato tenga más tiempo para atacar al Gobierno federal, más tiempo para ir a otros estados a reunirse con otros gobernadores con el fin de golpetear a Gobierno federal y hacer poliquitería, pero que no tenga ni una hora para reunirse con las personas que están buscando a sus hijos en su propio estado”, manifestó Gutiérrez.

Policías estatales bloquearon la manifestación. Foto: Especial vía Zona Franca.

La protesta de este viernes, de acuerdo con el entrevistado, también fue motivada porque el jueves por la noche el Gobierno del estado emitió un boletín de prensa “donde decían puras mentiras: que ya se había atendido nuestra protesta, que había habido resultados”.

Los buscadores recordaron que la ciudadanía de Guanajuato vive horrorizada y aterrada ante los niveles de violencia que ha alcanzado la entidad. Por ello, insistieron, es muy preocupante que cuando las familias piden dialogo, el mandatario estatal no pueda atender las exigencias de las familias y, en cambio, les responda con más violencia.

“Ya no queremos vivir esta masacre en la que estamos, ya no queremos más muertes, ni más desaparecidos, pero es lamentable que el Gobierno en lugar de ponerse a trabajar se pone a criminalizar a las familias de las víctimas”, expresó el representante de “A tu Encuentro”.

La vocera aseguró que las víctimas en Guanajuato se sienten abandonadas por el estado. “Guanajuato es un estado huérfano de todo, huérfano de justicia, de información. Estamos en un estado que está en negación constante, por ejemplo, niega la violencia, aunque acaba de haber una masacre en Irapuato. Guanajuato está inundado en miedo y con justa razón”.

MIEDO A SER DESAPARECIDAS

Verónica Durán Lara y Carla Martínez pensaron que podrían correr la misma suerte que a los seres queridos que tanto buscan: ser desaparecidas.

Las dos mujeres, quienes fueron parte de los detenidos, narraron que el miedo las invadió cuando estaban bajo arresto, pues la idea que podrían ser víctima de desaparición estuvo siempre presente.

“Se te acabó tu desmadre, aquí valiste madre”, le dijo un policía a Carla cuando la detuvo, narró la joven que busca a su hermano Juan Valentín

“Me jalaron entre cuatro policías. Tuve mucho miedo porque al momento en que nos subieron a la patrulla no sabía a dónde nos iban a llevar, no nos decían nada. No nos quisieron decir a donde nos iban a llevar. Hay gente que desapareció en patrullas y no llega a su destino”, detalló.

Verónica Durán, madre Iván Arturo Silva Duran, desaparecido el 2 de noviembre de 2019, relató que cuando ellas estaban manifestándose los policías llegaron de manera prepotente y grosera.

“Empezaron a aventar a compañeros. Nosotros les decíamos que no nos empujaran que ya nos íbamos a quitar de ahí. Había un policía que me jaloneaba y me pegó en la cabeza y yo le dije que no tenía por qué tocarme porque yo no lo estaba ofendiendo ni estaba haciendo nada”, narró.

Al igual que Carla, Verónica también temió por su integridad.

“Cuando no llevaban los policías, hubo un momento en que se detuvo la patrulla, se bajaron todos los policías y sí me dio miedo, mucho miedo, porque mucha gente ha desaparecido a manos de ellos”, detalló.

El temor de las familiares no es para menos: en México, la desaparición forzada ha sido una práctica continua y sistematizada en nuestro país, así lo ha externado el propio Comité contra las Desapariciones Forzadas (CED, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas (ONU) y ha sido reconocido por las propias autoridades mexicanas.

Luego de varias horas, las cuatro mujeres detenidas y llevadas a “barandilla” quedaron bajo libertad ante la presión que provocó su arresto. En tanto que el visitador adjunto, narraron las víctimas, no fue llevado a barandilla, pues cuando los policías lo tenían sometido se dieron cuenta que era de la CNDH.

“Si eso le pasa a un visitador de la CNDH, ¿qué nos espera a nosotros?”, se preguntó Verónica.

INDIGNACIÓN

La respuesta del gobierno a la protesta realizada por los colectivos de búsqueda levantó indignación entre las organizaciones de derechos humanos, colectivos de diferentes estados y organismos internacionales, como la ONU.

Colectivos de todo el país, activistas y organizaciones de derechos humanos rechazaron la represión de la protesta y responsabilizan al Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, por el bienestar de las personas que fueron detenidas.

“La policía estatal de Guanajuato ha sido acusada de participar en la desaparición de personas, por lo que consideramos que la detención de nuestras compañeras representa un alto riesgo para su integridad personal”, señalaron decenas de colectivos y activistas en un posicionamiento dirigido al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; al Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, e incluso al Gobernador del estado de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Los defensores pusieron énfasis en que es inaceptable que las autoridades responsables de la búsqueda sean utilizadas para reprimir a la ciudadanía cuando exige su efectividad para buscar y encontrar a las personas desaparecidas.

En tanto que la Oficina en México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos llamó a respetar el derecho a la manifestación y urgió a investigar las agresiones.

“Ante los hechos ocurridos en Guanajuato, la ONU-DH hace un llamado a respetar el derecho a la manifestación e investigar las alegaciones de un posible uso excesivo de la fuerza y de detenciones arbitrarias, y la actuación de la policía”, escribió la ONU en Twitter.