“El Cachorro”, identificado como jefe de plaza de Los Zetas en el municipio de Orizaba, fue detenido como presunto autor del asesinato de la periodista, Anabel Flores.

Flores Salazar, quien cubría las noticias policiacas, fue secuestrada el 8 de febrero por hombres armados en una zona residencial del municipio de Mariano Escobedo, asentado en la región central de Veracruz. Foto: Cuartoscuro

Flores Salazar, quien cubría las noticias policiacas, fue secuestrada el 8 de febrero por hombres armados en una zona residencial del municipio de Mariano Escobedo, asentado en la región central de Veracruz. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 10 de agosto (EFE).- Un presunto jefe de plaza del grupo criminal Los Zetas, identificado como autor material e intelectual del asesinato de la periodista Anabel Flores, fue detenido hoy en el estado oriental de Veracruz, informó el fiscal estatal Luis Ángel Bravo.

Elementos de la Policía Ministerial de Veracruz y de la Marina-Armada de México lograron la aprehensión del sospechoso, conocido como “el Cachorro”, en el municipio de Orizaba, en la zona montañosa central del estado, en un operativo realizado sin disparos de por medio.

Con ello se dio cumplimiento a una orden de aprehensión en su contra por los delitos de secuestro agravado y homicidio doloso calificado, emitida por el Juzgado Primero de Primera Instancia del Distrito Judicial de Orizaba.

El detenido quedó recluido a disposición del Juzgado, que lleva el caso de la reportera Anabel Flores Salazar, asesinada en febrero pasado en Veracruz.

Con esta detención suman dos las vinculadas al caso de la periodista, pues en mayo pasado fue detenido un sicario identificado también como autor material, actualmente sujeto a proceso.

Flores Salazar, quien cubría las noticias policiacas, fue secuestrada el 8 de febrero por hombres armados en una zona residencial del municipio de Mariano Escobedo, asentado en la región central de Veracruz.

El cadáver de la reportera fue localizado el 10 de febrero en la carretera Cuacnopalan-Oaxaca en el estado de Puebla, a unos 15 kilómetros de Veracruz.

El fiscal Bravo refirió que el detenido, a quien identificó sólo como Manuel N, figura en otras pesquisas sobre delitos de alto impacto en los que presumiblemente tuvo participación en la región de Córdoba y Orizaba.

De forma paralela, las autoridades federales tienen registro de sus actividades delictivas, lo que en su momento les permitirá ejercer las acciones correspondientes en el ámbito de su competencia