Estas declaraciones se dan en respuesta a memorándum enviado por mandatario estadounidense en el que incluye a México en una lista de 22 países identificados como grandes productores o plataformas para el trasiego de estupefacientes, en el cual también amenazó con “descertificar” a nuestro país por incumplir compromisos internacionales.

Ciudad de México, 10 de agosto (SinEmbargo).- El Gobierno mexicano respondió a las acusaciones del Presidente Donald Trump acerca de que nuestro país no cumple con su parte en el combate al narcotráfico, recordando que el tráfico de drogas se debe en gran parte a los altos niveles de consumo en Estados Unidos; además, expresó su preocupación por el tráfico de armas estadounidenses hacia México.

Estas declaraciones se dan en respuesta a memorándum enviado por mandatario estadounidense en el que incluye a México en una lista de 22 países identificados como grandes productores o plataformas para el trasiego de estupefacientes, en el cual también amenazó con “descertificar” a nuestro país por incumplir compromisos internacionales.

Acerca de dicho documento, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) indicó que fue emitido conforme a la legislación interna de Estados Unidos, por lo que no tiene ningún efecto legal sobre nuestro país.

En un comunicado, la dependencia señaló que la producción, tráfico y consumo de drogas, así como la violencia que deriva de estas actividades, constituyen un problema regional que debe ser atendido por todos los gobiernos de la zona.

Recordó que en México existen programas para combatir la producción, el tráfico y el consumo de narcóticos dentro del territorio nacional, además de que el gobierno mexicano participa activamente en numerosos mecanismos e iniciativas de cooperación bilaterales y multilaterales contra el trasiego ilegal de drogas.

La SRE resaltó que el trasiego de drogas y la violencia que genera se deben a los altos niveles de consumo que hay en algunas naciones, como es el caso de Estados Unidos, y acusó que las metas de reducción en el uso de narcóticos no siempre son cumplidas por los países de la región.

Resaltó que el combate al lavado de dinero es fundamental para combatir al narcotráfico, pues este negocio está sustentado en los recursos multimillonarios que genera y que son blanqueados en los sistemas financieros de los países de la región

En cuanto al contrabando masivo de armas de fuego estadounidenses a nuestro país, el Gobierno de México expresó su preocupación por y denunció que se ha documentado su uso en miles de asesinatos cometidos en territorio mexicano.

Al respecto, las autoridades mexicanas agradecieron la disposición del Gobierno estadounidense, expresada recientemente por el secretario de Estado, para explorar mecanismos para frenar el trasiego de armas desde Estados Unidos a nuestro territorio.

Finalmente, la SRE refrendó el compromiso de México para cooperar en el combate a la producción y tráfico de estupefacientes, bajo marcos de colaboración bilaterales y multilaterales, que reflejen la corresponsabilidad en las causas y vías de solución del problema, así como sobre la base del respeto a su soberanía.

TRUMP ARREMETE POR NARCOTRÁFICO

El pasado jueves, el Presidente Donald Trump, amenazó al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador con “descertificar” a México por incumplir sus compromisos internacionales en el combate al narcotráfico.

En un memorándum enviado al Secretario de Estado, Mike Pompeo, Trump identificó a 22 países, en su mayoría latinoamericanos y caribeños, como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.

Esa lista de países, que “no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus gobiernos o el nivel de cooperación con EU”, la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

Si hace dos años Trump amenazó con incluir a Colombia en la lista por “el extraordinario incremento de los cultivos de coca y la producción de cocaína”, esta vez el mandatario ha lanzado el aviso sobre México.