El club madrileño utilizó un tratamiento experimental que eliminó los síntomas de los contagiados en dos días. Además, evitó que hubiera más positivos.

Por Rafael Escobar

Ciudad de México, 10 de agosto (AS México).- El Fuenlabrada vivió un terremoto justo antes de disputar el partido de la última jornada de LaLiga SmartBank, que le debía enfrentar al Deportivo en Riazor. Un brote de contagios en el club impidió jugar el partido y con el paso de los días hasta 28 miembros del conjunto madrileño dieron positivo por coronavirus. El equipo madrileño tuvo que luchar en varios frentes. Por un lado, en el terreno deportivo para defender sus intereses, pero también combatió en el ámbito sanitario, puesto que la salud de sus jugadores y miembros del club estaba en juego.

Así, el Fuenlabrada optó por un tratamiento experimental que puede suponer un gran avance en la lucha contra la COVID-19. El club, en colaboración con Fagron Group, farmacéutica holandesa líder en medicina personalizada, suministró a cada miembro del equipo la ImunoFórmula, una solución personalizada que combina factores de transferencia inmunitaria (InmunoTF), Miodesin, complejo de fotoquímicos de origen natural, y nutraceúticos e ingredientes farmacológicos como zinc, levadura de Selenio, Vitamina D o Polvo de SiliciuMax.

Este tratamiento, indica el club fuenlabreño, se empezó a administrar al equipo el domingo 26 de julio en el hotel de concentración de A Coruña, donde los jugadores y miembros de la expedición estuvieron aislados hasta que recibieron el alta y pudieron volver a Madrid. Entre 48 y 72 horas después de recibir el tratamiento, había desaparecido la sintomatología y la carga viral en los contagios, el estado general de los pacientes era bueno y 10 días después dio negativo en la prueba PCR el primer miembro del club contagiado.

LA IMUNOFÓRMULA PREVIENE LOS CONTAGIOS

El tratamiento, además, no solo ayudó a las personas infectadas, que tenían una gran carga viral, sino que también ha protegido a las que no habían contraído el virus, puesto que la ImunoFórmula regula el sistema inmune y también fue administrado a los miembros del club que no estaban contagiados. La solución farmacéutica “no sólo ha ayudado clínicamente a nuestros jugadores, también ha permitido proteger al resto de un posible contagio regulando el sistema inmune ya que una de las bases del tratamiento es la prevención”, explica el médico del Fuenlabrada, Juan Manuel Blanco Navarro.

La fórmula utilizada se empleó porque durante el confinamiento había dado excelentes resultados en España e incluso 20 de los pacientes tratados en su momento con esta solución forman parte de un estudio observacional en el Hospital del Mar de Barcelona.

TRATAMIENTO BARATO: DE 45 A 200 EUROS

Los resultados observados en la expedición del Fuenlabrada podrían suponer un avance mundial en la lucha contra la COVID-19 en caso de confirmarse mediante ensayos clínicos, porque la ImunoFórmula no sólo reduce la sintomatología en menos de 72 horas, sino que además está prescrita para la prevención de la enfermedad ya que regula el sistema inmune. Además, es un tratamiento relativamente barato, puesto que puede ir de los 45 a los 200 euros en su versión más cara, ya que al tratarse de una fórmula magistral e individualizada depende de cada paciente.

El Fuenlabrada, que finalmente jugó el partido ante el Depor el pasado viernes, es el primer club de futbol que utiliza este tratamiento y la intención de Fagron es seguir vinculado al club madrileño la próxima temporada “porque la entidad ha dado un ejemplo de unión y lucha a la sociedad en un momento especialmente complicado”, según ha manifestado el CEO de la compañía, Rafael Padilla. Fagron es una empresa farmacéutica global líder en la personalización de la medicina. Fundada en Rotterdam (Holanda) en 1990, opera en 60 países y colabora con diversos deportistas y también con el Anderlecht, Flamengo y Corinthians.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.