Expertos del sector señalan que los precios se sitúan en un nivel adecuado en el contexto de la pandemia, ya que los dos últimos meses no habían tenido en cuenta las “dinámicas de mercado”.

Los inversores están a la espera de la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados el próximo 17 de septiembre.

Ciudad de México, 10 de septiembre (SinEmbargo/EFE).- Las reservas de crudo registraron este jueves su primer incremento en varias semanas y los analistas del sector temen de nuevo por un fuerte descenso en la demanda.

El barril de la mezcla mexicana de petróleo se vio fuertemente afectado por las noticias internacionales del crudo. Al final de sus cotizaciones se vendió en 35.66 dólares, lo que le representó una caída de 1.49 por ciento desde la leve recuperación anterior. El petróleo mexicano perdió de nuevo, esta vez 54 centavos de su valor, colocándose de nuevo en niveles de junio.

El petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con un descenso del 2 por ciento, hasta 37.30 dólares el barril. Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en octubre restaron 75 centavos respecto a la sesión previa.

El precio del barril de referencia estadounidense bajó en reacción a los datos semanales de inventarios divulgados por el Gobierno de EU, que dio cuenta de un aumento de 2 millones de barriles hasta el 4 de septiembre.

Se trata del primer incremento en las reservas de petróleo visto en siete semanas, y además contrasta con las expectativas de los analistas, que esperaban una caída de 500 mil barriles.

“El alza sorpresa en los inventarios sugiere que la demanda es mucho más débil de lo que se esperaba”, dijo en una nota el analista David Madden, de la firma CMC Markets UK.

“El incremento en las reservas de crudo de EU está teniendo un efecto bajista en los precios hoy. Y los inversores se preocupan aún más por lo que viene, ya que la OPEP+ y otros países han reforzado los balances del lado del proveedor”, dijo en una nota el analista Bjornar Tonhaugen, de la firma Rystad Energy.

El experto señaló, no obstante, que los precios se sitúan en un nivel adecuado en el contexto de la pandemia, ya que los dos últimos meses no habían tenido en cuenta las “dinámicas de mercado” y la demanda debe ser “sana” para que se justifique” una vuelta a la normalidad”.

Las reservas de gasolina cayeron en 3 millones de barriles, mientras que las de productos destilados bajaron en 1.7 millones de barriles, de acuerdo a la Administración de Información Energética.

Los inversores están ya anticipando la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados el próximo 17 de septiembre, en la que analizarán el mercado tras haber decidido rebajar sus recortes de producción en agosto, a la expectativa de una mejora de la demanda.

Por otra parte, los contratos de gasolina con vencimiento en octubre restaron dos centavos hasta los 1.10 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en el mismo mes restaron en ocho centavos, situándose en los 2.32 dólares por cada mil pies cúbicos.