La Jefa de Gobierno explicó que la decisión de abrir los centros nocturnos está basada en análisis alrededor de la pandemia, que aún está presente y no en un tema de “querer hacerlo o no”.

Ciudad de México, 10 de septiembre (SinEmbargo).- El Gobierno de la Ciudad de México descartó abrir los bares y antros cuando el semáforo epidemiológico pase a color amarillo, por lo que deberán continuar cerrados o cambiar de giro para evitar la propagación del coronavirus.

La Jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, descartó la posibilidad de reactivar actividades en el ramo de los eventos sociales nocturnos luego de que dueños y empresarios dedicados a ese giro solicitaran reanudar actividades.

“Va a ser difícil que se abra en los próximos días, ojalá pudiera abrirse. Nosotros por eso dimos opciones distintas de que pudieran abrir como restaurantes, prácticamente sin ningún trámite, que lo puedan hacer para poderse orientar a otro giro”, explicó la mandataria durante conferencia de prensa.

Recalcó que no es un tema que se base en “querer o no” reabrir ese tipo de negocios, la decisión está basada en un análisis que realizan las autoridades capitalinas para afrontar la pandemia que continua presente.

“Entonces, no es un asunto de querer o no querer, sino de los análisis que hacemos de las zonas de contagio y cómo, pues algunas actividades es mucho más complejo abrirlas dado que todavía estamos en una situación en donde la pandemia está presente”, dijo Sheinbaum.

Sheinbaum explicó que la ciudadanía está pasando momentos difíciles por ejemplo, el inicio del nuevo ciclo escolar a distancia donde los padres de familia tienen a los hijos en casa; entonces, si las escuelas no han podido abrir difícilmente podrán hacerlo los centros nocturnos.

Sin embargo se les ha dado la opción de cambiar de giro y modificar sus horarios para laborar más temprano y con espacios abiertos.

“Las escuelas, por ejemplo, los padres y madres de familia están pasando por situaciones difíciles teniendo a los hijos estudiando en casa. Entonces, si las escuelas aún no se han abierto, pues difícilmente se pueden abrir los bares y centros nocturnos; sabemos que es una situación difícil, económica y por eso les estamos dando la oportunidad de que abran más temprano, con espacios más abiertos y como restaurantes”, comentó la mandataria local.