Dulce María y PETA Latino buscan demostrar que las corridas de toros son eventos violentos que maltratan a los animales sin razón alguna y generar conciencia.

 México, 10 de septiembre (EFE).- “Cubierta de sangre” y con una banderilla de torero entre las manos, la cantante y actriz mexicana Dulce María encabeza una campaña en contra de la tauromaquia de la organización de Personas por el Trato Ético de los Animales, PETA Latino.

“No te dejes engañar. La tauromaquia es tortura no cultura. No la apoyes”, dice el cartel en el que aparece la actriz exintegrante de la agrupación RBD, quien invita a sus seguidores a no ser parte del público asistente a esta disciplina.

“Como mexicana te lo digo, hay tradiciones hermosísimas que vale la pena fomentar y que trasciendan de generación en generación, pero hay cosas que como seres humanos vamos evolucionando en la conciencia”, afirma la cantante en el video que es parte de la campaña.

En esta contienda, PETA Latino busca demostrar que las corridas de toros son eventos violentos que maltratan a los animales sin razón alguna y buscan generar conciencia en la población para que se dejen de justificar estos actos en pro de la cultura.

“Te enseñan el dolor y todo lo que está viviendo un animal que no tiene ninguna culpa, es horrible y siento muy feo de que torturen a un animal y que sea para el entretenimiento de muchas personas, que aplaudan y sean felices mientras están torturando a un ser vivo”, añade la mexicana.

Como Dulce María, artistas como Kate del Castillo, María Celeste Arrarás, Marjorie de Sousa y sus también excompañeros de la agrupación Rebelde, Christopher von Uckermann y Alfonso Herrera, se han sumado a PETA Latino para promover la bondad hacia los animales.

 PETA es una ONG animalista que se ha caracterizado por luchar contra el maltrato animal haciendo presencia en distintos ámbitos sociales.

Su atención está focalizada en el maltrato de animales por periodos largos de tiempo tal como se da en las granjas industrializadas, la industria textil, la farmacéutica y la del entretenimiento.

Sin embargo, también abarcan el maltrato doméstico y el exterminio de “plagas”.

Bajo el lema “los animales no son nuestros para usar para el entretenimiento”, la organización es una de las más grandes cuyo fin es asegurar los derechos de los animales.