México

Militares, topos, bomberos laboran en el Chiquihuite. Se evacuan 80 casas: Del Mazo

10/09/2021 - 8:54 pm

El derrumbe del Cerro del Chiquihuite dejó a cuatro menores de edad y seis adultos desaparecidos en Tlalnepantla. El Gobernador Alfredo del Mazo informó que ya se realiza un censo para determinar el número de personas afectadas.

Ciudad de México, 10 de septiembre (SinEmbargo/AP).– Al menos 80 casas fueron evacuadas en Tlalnepantla, Estado de México, por el derrumbe de una parte del Cerro del Chiquihuite, que hasta esta noche ha causado la muerte de una persona, dejó a un lesionado y a 10 desaparecidos.

El Gobernador de la entidad, Alfredo del Mazo, informó esta noche que cuatro viviendas resultaron afectadas de forma directa, pero otras fueron evacuadas como medida preventiva.

Además, anunció la instalación de un Centro de Control donde se supervisarán los trabajos trabajos de rescate y la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo la que emitirá los informes.

Del Mazo reportó que en la zona laboran militares, personal de la Guardia Nacional, de la Brigada de Rescate Topos, Protección Civil estatal y municipal, de la Cruz Roja, la Secretaría de Seguridad estatal, así como bomberos de Tlalnepantla y Atizapán de Zaragoza.

Autoridades trabajan desde esta tarde enn la zona del derrumbe. Foto: Gobierno del Estado de México.

Aunque aún no se sabe qué provocó el deslave, el Gobierno mexiquense dijo que las lluvias intensas de las últimas semanas y el sismo del 7 de septiembre pudieron causarlo.

Raciel Pérez Cruz, Presidente Municipal de Tlalnepantla, reconoció desde esta tarde que en la zona del desastre, ubicada en Las Cruces de la colonia Lázaro Cárdenas, Tercera sección, “hay una situación crítica” ante el riesgo de lluvias y otro derrumbe, pero aseguró que autoridades trabajarán para priorizar el rescate con vida de personas que quedaron atrapadas.

Toma aérea del deslave de una parte del cerro del Chiquihuite, donde continúan las labores de rescate. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

BUSCAN A FAMILIARES

Esta tarde, conforme los rescatistas ascendían la enorme pila de escombros, en ocasiones elevaban sus puños al aire, una señal ya familiar para solicitar silencio con el fin de poder escuchar posibles señales de vida de gente atrapada. Bomberos y voluntarios formaron cadenas para pasarse baldes con escombros a medida que excavaban.

Entre los voluntarios estaban el trabajador de la construcción Martín Carmona, de 30 años, y su hijo de 14.

“Nos organizaron en cadena para sacar botes de arena, piedra y cascajo (escombros)”, dijo Carmona a The Associated Press. “Un compañero de trabajo vive ahí. Tiene a su esposa y dos hijos pequeños debajo de las escombros”.

Carmona y su hijo llegaron a la pila antes de los rescatistas del Gobierno, y su amigo ya estaba allí excavando en busca de su esposa y sus hijos.

Productos de una tienda que quedaron entre una pila de rocas gigantes en Tlalnepantla. Foto: Eduardo Verdugo, AP.

Los vecinos comenzaron a quejarse de que necesitan más ayuda y organización.

Carmona dijo que los rescatistas escucharon a niños, pero después de dos horas de retirar escombros, las autoridades les pidieron a los voluntarios que se retiraran. Sólo se quedaron los parientes para ayudar a los rescatistas.

Rescatistas realizan labores de búsqueda en el sitio del derrumbe. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

Ana Luisa Borges, de 39 años, dijo que vive a sólo tres casas de donde están las que fueron alcanzadas por el deslave.

“Tronó muy feo”, recordó. “Agarré a mi hijo pequeño y salí corriendo (de la casa). Luego se vino una polvareda muy grande”. Afortunadamente, sus otros cuatro hijos estaban en la escuela.

“Ahí hay varias casas”, indicó, refiriéndose al lugar donde ocurrió el deslave. “Había como un edificio, pero nos dicen que queda gente ahí y niños. Yo vi salir a una persona herida en la cabeza”.

Borges dijo que ya les advirtieron que podría caer otra roca. Desconoce dónde dormirán esta noche.

Bomberos escalan una pila de rocas de tres pisos de altura en Tlalnepantla. Foto: Eduardo Verdugo, AP.

“Sólo nos han dicho que tenemos que desalojar (sus viviendas)”, manifestó.

Las autoridades de Tlalnepantla anunciaron que se abrieron tres albergues para los desplazados.

Maximino Andrade, que vive con sus padres y hermanos —14 familiares en total— cerca de donde ocurrió el deslave, descendía la empinada calle empujando una carretilla con una televisión de pantalla plana. No estaba en casa cuando cayó el alud, pero teme que los ladrones ingresen ahora que las viviendas de los alrededores han sido desalojadas.

Ya han “empezado a robar en las casas derruidas”, advirtió.

Aunque aún no se sabe qué provocó el deslave, el Gobierno mexiquense dijo que las lluvias intensas de las últimas semanas y el sismo del 7 de septiembre pudieron causarlo. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

ALBERGUES Y CENTROS DE ACOPIO

Desde esta noche, el Gobierno de Tlalnepantla habilitó tres albergues. Uno se encuentra en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en la calle Club Excursionistas Tzinantécatl esquina calle Montañistas de México, colonia Lázaro Cárdenas Primera Sección.

El segundo fue situado en el comedor comunitario “El Puerto”, localizado en la avenida del Puerto, esquina Jesús García, colonia El Puerto.

Un tercer albergue se instaló en el deportivo Caracoles, en la calle Uruapan número 3, colonia Constitución de 1917.

Además, se habilitaron dos centros de acopio en apoyo a las familias afectadas, los cuales tendrán un horario de 9:00 a 17:00 horas.

Los centros fueron instalados en la plaza cívica Doctor Gustavo Baz Prada y en el Centro Administrativo Cristina Pacheco en la avenida San José, lote 18 y 19, San Juan Ixhuatepec.

Los insumos que pueden ser donados son: agua embotellada y alimentos no perecederos como sopas, pastas, atún y frijol enlatados, verduras congeladas, café, leche en polvo y azúcar.

También se aceptarán artículos de primera necesidad como pañales, toallas femeninas, jabón de tocador, papel higiénico, cloro y pasta dental. Platos, vasos, cucharas, servilletas desechables colchonetas y cobijas también serán recibidas.

–Con información de María Verza, AP.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas