La edad de retiro de los trabajadores mexicanos ha generado debate, incluso dentro de los identificados como cercanos al Gobierno federal, como el Subgobernador del Banxico, Gerardo Esquivel. El primero que puso el tema en discusión fue el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien aseguró que aumentar la edad de retiro está latente en la agenda para el próximo año y medio. La propuesta es que pase de 65 a 68 años.

Ciudad de México, 10 de octubre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy que no se aumentará la edad para el retiro, pero dos pilares de la 4T, quienes además son especialistas en economía y finanzas, creen que es inevitable revisarlo. Arturo Herrera y Gerardo Esquivel lo plantearon así entre entre ayer y hoy.

“No estoy de acuerdo con que se aplique la edad de retiro, de una vez lo expreso: mientras yo sea Presidente no va a modificarse la edad en lo que a nosotros corresponde, es decir, no va a haber ninguna propuesta para aumentar la edad de retiro”, afirmó el Presidente durante su conferencia matutina sobre la propuesta de aumentar la edad de retiro de 65 a 68 años.

Además el Mandatario argumentó que el planteamiento del aumento en la edad de jubilación es “la opinión” de Herrera, porque en su Gobierno “no hay línea”.

“Es como lo que me preguntaron de la edad, que el Secretario de Hacienda, no creo que haya dicho eso, pero en el caso que lo hubiese dicho o insinuado es su punto de vista. Mi punto de vista en este caso es que no debe aumentar”, dijo.

Arturo Herrera, Secretario de Hacienda, en su participación en la Cuarta Convención Nacional de Afores. Foto: Twitter Afore Principal.

Ayer, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez, aseguró que la discusión sobre aumentar la edad de retiro está latente en la agenda para el próximo año y medio.

“No vamos a llegar a una solución sobre eso (incrementar la edad de retiro) si no la construimos entre todos, eso quiere decir que vamos a tener que trabajar con los fondos de pensiones, los trabajadores y organismos empresariales, y eso será parte de la agenda que vamos a estar discutiendo en el próximo año, año y medio”, declaró después de su participación en la Cuarta Convención Nacional de Afores.

El Secretario explicó que el Gobierno federal trabaja para solucionar el tema de las pensiones y expuso que se ha logrado una baja en las comisiones de las Afore, elemento que aumentará con el paso del tiempo hasta conseguir cerca de 100 mil millones de pesos más para las personas que laboran.

“En un sentido estricto, el ahorrar más en algún periodo significa transferir consumo de hoy a consumo después, si los trabajadores no lo consideran adecuado es finalmente su retiro, entonces no vamos a hacer ninguna medida de éstas si no es consensuada con los trabajadores”, planteó.

Otro tema en el que dijo se debe trabajar para fortalecer es que las pensiones no estén sustentadas sólo en las finanzas públicas y lograr mayor cobertura en el sector público y privado.

Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México (Banxico), también se pronunció sobre el tema de aumentar la edad de retiro de los trabajadores mexicanos.

A través de su cuenta de Twitter advirtió que debido a la situación económica, fiscal y demográfica por la que atraviesa el país “será prácticamente inevitable aumentar la edad de retiro en el país”.

El economista planteó que no hacerlo “iría en detrimento del monto de las pensiones que recibirían los trabajadores en el futuro”.

De acuerdo con el funcionario del Banxico, se afectaría principalmente a las mujeres “debido a que ellas cotizan durante menos semanas, tienen menores ingresos y una mayor esperanza de vida. Por lo tanto, sus ingresos acumulados suelen ser menores y deberán ser utilizados durante periodos más largos”.

Explicó que no aumentar la edad de retiro o incluso disminuirla podría parecer una alternativa favorable para los trabajadores, pero reitera, ” a la larga, podría terminar perjudicándolos”.

Además, señaló que el no generar recursos suficientes para obtener una pensión mínima también aumentaría la carga fiscal para el gobierno.

Esquivel consideró que es necesario poner en la mesa de la discusión el aumento en la edad de retiro de los trabajadores mexicanos: “Lo anterior no se contrapone con otras medidas que son sin duda necesarias. Esto incluye revisar el tema de las comisiones que se cobran por la administración de los recursos para el retiro y el monto de las contribuciones para la seguridad social”.

El sistema de pensiones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se reformó en 1997, transitó de un esquema de Beneficio Definido (BD) a uno de Contribución Definida (CD), por lo que todos los trabajadores que ingresaron a laborar después de esta fecha pertenecen a la Generación Afore.

Para que los trabajadores de la Generación Afore tengan acceso a la pensión requieren cotizar, como mínimo, mil 250 semanas y tener de 60 a 64 años en caso de pensión por cesantía o 65 años en caso de pensión por vejez.

Se calcula que los trabajadores de esta generación obtendrán, en promedio, una pensión equivalente a 26 por ciento de su último sueldo antes del retiro (tasa de remplazo), el nivel más bajo entre los países miembros de la OCDE.

–Con información de EconomíaHoy