Medios internacionales reseñan el escándalo de la mansión presidencial. Foto: Especial.

Medios internacionales reseñan el escándalo de la mansión presidencial. Foto: Especial.

Ciudad de México, 10 de noviembre (SinEmbargo).– The New York Times, LA Times, Financial Times, Univisión, BBC Mundo, y The Associated Press (AP), a través de un cable que retoman medios como The Washington Post y Miami Herald, reseñan este día cómo una de las empresas que ganó la concesión del tren México-Querétaro, licitación que fue anulada la semana pasada, edificó la casa donde vive el Presidente Enrique Peña Nieto junto a su esposa Angélica Rivera Hurtado y sus hijos, la cual está valuada en 86 millones de pesos, unos 7 millones de dólares.

Una investigación realizada por el equipo de Aristegui Noticias, la cual fue publicada de manera íntegra por SinEmbargo y otros medios de circulación nacional, da cuenta de la lujosa y moderna residencia ubicada en Lomas de Chapultepec, una de las zonas de más alta plusvalía en la capital mexicana, en la que mora la familia Peña Rivera. La investigación reveló cómo la mansión, conocida como “La Casa Blanca”, no está registrada a nombre de Enrique Peña Nieto, tampoco al de Angélica Rivera ni a los de sus hijos, sino al de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, una empresa que pertecene a Grupo Higa.

Grupo Higa, a través de su filial Constructora Teya, integra el consorcio de empresas nacionales y extranjeras al que fue revocado la licitación para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro. Este grupo fue clave en el gobierno de Enrique Peña Nieto en el Estado de México al estar involucrado en la construcción de obras millonarias y en el arrendamiento de aeronaves para el gobierno mexiquense.

Esta información es publicada en las páginas de la prensa internacional. Incluso algunos medios consignan el reporte en la página principal de sus portales web, como es el caso de Financial Times, LA Times y BBC Mundo. Algunos de los medios contrastan la investigación dentro de la gira que Enrique Peña Nieto realiza por China, lugar de donde proviene el capital extranjero del consorcio. Además destacan el hecho de que esto se da a conocer en medio de una de las crisis de gobierno de Peña Nieto como lo es la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa que ha ocasionado que miles de mexicanos exijan la renuncia del Jefe del Ejecutivo federal ya sea en redes sociales o en las calles.

“Las acusaciones […] añaden combustible a las protestas por la desaparición de 43 estudiantes, que fueron detenidos por la policía y ahora se teme que hayan muerto […] El gobierno está cada vez más bajo asedio tanto México, como en el extranjero. Los tweets de enojo por la ‘Casa Blanca’ se han añadido a un torrente de indignación ante el comentario, ‘basta, estoy cansado’, que había sido utilizado por Jesús Murillo Karam, Procurador General, para poner fin a una conferencia de prensa el viernes”, escribe Jude Weber, corresponsal de The Financial Times.

A su vez, LA Times reseña:  “Es un momento particularmente de ira y tumultos en México, uno que ha complicado el esfuerzo bien planeado de Peña Nieto para promover una imagen positiva de su país y de sí mismo con la esperanza de atraer la inversión. Las revelaciones sobre un aparente conflicto de interés sobre su supuesta casa no le ayudarán […] Oficialmente, Peña Nieto vive en Los Pinos, la residencia oficial presidencial en el centro de la ciudad de México. (El palacio ceremonial se utiliza para las funciones del Estado, pero no como una residencia.) Sin embargo, según el informe el domingo, él y su esposa pasan al menos algún tiempo en la mansión privada”.

En tanto New York Times consigna el reporte de Aristegui Noticias y agrega cómo “Peña Nieto tiene previsto visitar China y Australia esta semana, en un viaje que podría traer más atención a la vergonzosa reversión de la concesión del ferrocarril”.

El día de ayer, en repuesta al reportaje, Presidencia de la República dijo en una nota informativa que la residencia que ocupan la familia Peña Nieto, valuada por peritos independientes en 86 millones de pesos, es de la Primera Dama Angelica Rivera. También reconoció que está a nombre de la misma empresa que, unida en consorcio con otra de origen chino, le fue retirada la licitación del tren rápido México-Querétaro por la dudas que generó esa asignación.

“En enero de 2012, la señora Angélica Rivera Hurtado celebró un contrato con Ingeniería Inmobiliaria del Centro, S.A. de C.V. por virtud del cual, la primera se obliga a adquirir los inmuebles marcados con los números 150 y 160 de la calle Sierra Gorda, los cuales eran propiedad de esta inmobiliaria desde los años 2009 y 2010. Es importante destacar que dichos inmuebles colindan con la casa que desde varios años atrás ya era propiedad de la señora Angélica Rivera Hurtado y que el objeto de adquirirlos era ampliar el espacio de su casa habitación”, detalló el gobierno de la República.

Foto proporcionada por Aristegui Noticias

Foto proporcionada por Aristegui Noticias

LA INDEMNIZACIÓN Y DEMANDA

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció que indemnizará al consorcio liderado por China Railway Construction –y que integra a Constructora Teya de Grupo Higa–, luego de que se revocara la licitación que le entregó la concesión del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro.

“De acuerdo con la Ley de Obra Pública y servicios relacionados, cuando se cancela la licitación después de haber dado el fallo, vamos a ver cuáles son los gastos en los que incurrieron en la presentación y vamos a negociar la afectación que todo esto pudo haber significado”, explicó Pablo Suárez Coello, director general de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT, a la agencia oficial Notimex.

En tanto, la empresa china anunció que estudia emprender acciones legales por la decisión del gobierno de México de anular la licitación que acababa de ganar junto con otras empresas mexicanas para construir un tren de alta velocidad.

Según información de la agencia Xinhua, China Railway Construction Corporation (CRCC) está “sumamente sorprendida” por la decisión de México de anular, el pasado 7 de noviembre, la licitación que había ganado unos días antes para construir la línea de alta velocidad entre la Ciudad de México con la industrial Querétaro, de 210 kilómetros por un valor de 50 mil 800 millones de pesos (3 mil 760 millones de dólares).

Ahora, la empresa china establecerá un equipo legal tras recibir la notificación de la decisión y aseguró que recurrirá a la justicia para proteger sus intereses legítimos si fuera necesario.

Sin embargo, Suárez Coello dijo que se espera que el consorcio vuelva a inscribirse en el próximo concurso de fecha indefinida, ya que cuenta con una oferta muy competitiva.

“En el nuevo proceso se dará un plazo mayor para la presentación de las propuestas considerando el tiempo que ya han tenido desde que se les dio de manera oficial desde el mes de julio, más lo que se dará con la nueva presentación de ofertas”, precisó.

El pasado 3 de noviembre, la SCT anunció como ganador de la licitación al consorcio integrado por China Railway Construction Corporation, China Railway Construction Corporation International, CSR Corporation Limited, asociadas con cuatro empresas mexicanas: Constructora y Edificadora GIA, Prodemex, GHP Infraestructura Mexicana y Constructora Teya.

Constructora Teya es parte de Grupo Higa, que tiene otra filial, Ingeniería Inmobiliaria del Centro, que posee legalmente mansión que ocupa la familia del Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, de acuerdo con un reportaje de Aristegui Noticias.

En mayo de 2009, la sociedad conformada por las empresas IGSA Solutions y Constructora Teya  ganó uno de los 608 compromisos que Peña Nieto hizo como Gobernador: la edificación y operación del Hospital Regional de Especialidades de Zumpango. Por esta obra se pagarán, durante el periodo 2011-2034, un total de 7 mil 038 millones de pesos, de acuerdo con el informe realizado por la organización Transparencia Mexicana, la cual fungió como testigo social del proceso.

Seis meses después de que ganó este contrato, en noviembre de 2009, Grupo Higa compró el terreno donde se edificó la casa que ocupa la familia Presidencial, reveló Aristegui Noticias.

Constructora Teya siguió ganando contratos: construyó las autopistas Toluca-Naucalpan y Toluca-Atlacomulco, y el distribuidor vial Naucalpan-Metepec. Construyeron obras viales en el aeropuerto de Toluca y el Paseo Tollocan, la avenida más importante de la ciudad, entre otras obras.

Mezcla Asfáltica de Alta Calidad, otra filial de Grupo Higa, también ganó contratos por parte de la Junta de Caminos del Estado de México. La empresa Concretos y Obras del Pacífico SA, del Grupo Higa, ganó contratos de la Secretaría del Agua y Obra Pública del Estado.

Las filiales de Grupo Higa se llevaron 8 mil millones durante el gobierno de Peña Nieto en el Estado, de acuerdo con documentos entregados vía transparencia a Aristegui Noticias.