Ciudad de México, 10 de diciembre (SinEmbargo).– Senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido del Trabajo (PT) acusaron que el dictamen que se discute en el Pleno de la Cámara Alta fue cambiado de último momento fuera de comisiones por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).

La izquierda denunció que durante la madrugada, cabilderos de mineras canadienses “le metieron mano al dictamen” que entró posteriormente al pleno.

“Hoy [martes] en la madrugada, hubo la presencia de las mineras canadienses haciendo una presión enorme para modificar el octavo transitorio. En el octavo transitorio del dictamen que todos conocimos no se valía que el gas pasara también a las mineras, y ahora las mineras canadienses que tiene el 95 de nuestro oro, la plata y que no pagan casi nada [de impuestos], ahora también les van a dar el gas dentro de una doble negociación en los contratos”, afirmó la Senadora del PRD, Dolores Padierna.

La legisladora se refirió a un adéndum o agregado al texto original en el párrafo tercero del artículo octavo transitorio  que a la letra dice:

“Los títulos de las concesiones mineras que se encuentren vigentes a la entrada en vigor de este Decreto y aquellos que se otorguen con posterioridad, no conferirán derechos para la exploración  del petróleo y los demás hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, sin perjuicio de los derechos previstos en sus propias concesiones. Los concesionarios deberán permitir estas actividades”.  

Y agregaron un párrafo cuarto que dice:

“La Ley preverá, cuando ello fuere técnicamente posible, mecanismos para facilitar la coexistencia de las actividades mencionadas en el presente transitorio con otras que realicen el Estado o los particulares”.

En la madrugada de este martes los priistas Enrique Burgos, de la Comisión de Puntos Constitucionales, y David Penchyna, de Energía, así como el panista Raúl Gracia de Estudios Legislativo, modificaron por su propia cuenta el dictamen después de que fue avalado en comisiones, denunciaron los legisladores de izquierda.

Dolores Padierna Luna, Vicecoordinadora del Sol Azteca en el Senado, denunció desde su escaño que llegó a sus manos otra versión del dictamen sobre la Reforma Energetica, lo cual consideró como una falta imperdonable.

“¿Cómo se puede modificar un   transitorio?, si el PAN y el PRI o el Verde no se reservaron transitorios, no se los reservaron porque se paró el debate en el artículo 27”, recalcó Padierna.

Por su parte el Senador perredista Alejandro Encinas afirmó que dichas modificaciones debieron plantearse como reservas y no hacerse en el dictamen directamente. Asimismo lamentó que la violación a la ley sea práctica regular en el Congreso.

El Senador del PT, Manuel Bartlett, acusó directamente a las mesas directivas de las comisiones dictaminadoras de haber cambiado el proyecto de dictamen sin estar esto entre sus facultades.

También desde su escaño afirmó que el dictamen en discusión es nulo pues no se permite realizarle cambios sin consentimiento de todos los integrantes de comisiones legislativas.

Sin embargo, el Senador panista Roberto Gil afirmó que las acusaciones de legisladores de la izquierda son prácticas dilatorias para que no se debata la Reforma Energética.

Más tarde, Mario Delgado,  del PRD, indicó que el documento en la Gaceta está firmado sólo por los presidentes de las comisiones, por lo que no se puede llamar un acuerdo de los integrantes de las mismas.

En el mismo sentido, el Senador Adán López, del PRD, denunció desde su escaño que un diario publicó dos horas antes que el Senado el dictamen.

Según se dio a conocer el Senado presentó cambios al dictamen previamente votado en comisiones, y agregó modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales.

También se presentaron cambios a13 artículos transitorios, en los que se define que se promoverá la inversión nacional solo en los casos de proveduría y se le dan dos años de plazo a la CFE y Pemex para convertirse en empresas productivas del Estado.

El dictamen de Reforma Energética incluye la eliminación de la presencia del sindicato petrolero en el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex), nuevas normas para la contratación de personal para la petrolera y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El Artículo 20 transitorio de la reforma señala que en las empresas productivas del Estado, es decir el nuevo estatus de Pemex, su Consejo de Administración quedará conformado por cinco consejeros del Gobierno Federal, incluyendo al secretario de Energía, quien lo presidirá y tendrá el voto de calidad, así como cinco consejeros independientes.