La empresa argumentó que la aceptación por parte de dichos sindicatos de los ajustes presentados por la compañía a los contratos “es estrictamente indispensable para poder hacer frente a los efectos adversos de carácter financiero, operativos y estructurales provocados a nivel global a la industria aérea por la pandemia”.

Ciudad de México, 11 de enero (SinEmbargo).- La compañía Aeroméxico solicitó este lunes a las autoridades laborales terminar los contratos colectivos de trabajo que tiene con la Asociación Sindical de Sobrecargos Aéreos (ASSA) y con la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), debido a su crisis financiera.

“Hemos decidido solicitar dar por terminados, con motivo del hecho notorio de fuerza mayor que indubitablemente nos afecta, los actuales CCT con nuestros sindicatos ASPA y ASSA, lo cual ha sido debidamente presentado, en esta fecha, a las autoridades laborales competentes en pleno cumplimiento a las disposiciones aplicables de la Ley Federal de Trabajo”, expuso la empresa en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La empresa argumentó que la aceptación por parte de dichos sindicatos de los ajustes presentados por la compañía a los contratos “es estrictamente indispensable para poder hacer frente a los efectos adversos de carácter financiero, operativos y estructurales provocados a nivel global a la industria aérea por la pandemia”.

El comunicado. Foto: Aeroméxico, BMV.

Aeroméxico expuso en el comunicado enviado a la BMV que también necesita ese acuerdo para “cumplir los compromisos y objetivos contractualmente requeridos por los fondeadores bajo el financiamiento preferencial garantizado [DIP Financing]”, que la compañía obtuvo hace unas semanas dentro del proceso voluntario de reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la legislación de Estados Unidos.

La compañía planteó que dicha aceptación también es fundamental para lograr las condiciones necesarias para tener acceso al siguiente desembolso bajo el Tramo 2, recursos que son indispensables no sólo para preservar el negocio en marcha sino para evitar incumplimientos generalizados en las obligaciones de Aeroméxico con los acreedores financieros.

“Con base en la situación de fuerza mayor en la que se encuentra Aeroméxico, se ha solicitado dar por terminada la relación colectiva de trabajo, así como la individual con un determinado número de pilotos y sobrecargos a fin de reflejar la nueva realidad operativa de la compañía”, expuso en el documento público.

Aeroméxico lamentó asimismo que las restricciones a la movilidad en México y el extranjero para contener el avance de la covid-19 “siguen reduciendo la demanda de vuelos y mermando las finanzas de la compañía”.

Inicialmente, el plazo para modificar los contratos de pilotos y sobrecargos concluía el 31 de diciembre de 2020, pero Aeroméxico pidió una prórroga que vence el 27 de enero.

Si no consigue reducir los costos, no podrá optar a los mil millones de dólares que ofreció el fondo de inversión Apollo tras la declaración de bancarrota.

Las aerolíneas mexicanas enfrentan momentos complicados debido a la crisis económica generada por la COVID-19.

Especialistas detallaron que los conflictos en Aeroméxico e Interjet son solo un reflejo de la turbulencia de la aviación comercial mexicana, que acumula una caída de casi 54 por ciento en lo que va del año sin ningún paracaídas oficial.

“Está muy mal porque en varios de los países más desarrollados el Gobierno aportó dinero y en México realmente no ha existido ninguna dádiva hacia las aerolíneas“, expresa este viernes a Efe el especialista José Alberto González, de Aviation Consulting Group.

PILOTOS Y SOBRECARGOS RECHAZAN OFERTA

El pasado 7 de enero, la aeroínea, sus pilotos y sobrecargos llegaron a la fecha límite para negociar y llegar a un acuerdo con los contratos colectivos. Sin embargo, no hubo una resolución.

Para la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores, el problema es que la empresa ofreció un ajuste en los contratos colectivos que, consideraron, podría ser permanente, por lo que se rechazó por segunda ocasión la propuesta de reducción de costos.

Avión de Aeroméxico en el AICM. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

“Los pilotos de ASPA estamos a favor de apoyar a nuestras empresas, pero nuestra petición ha sido que los esquemas de aportaciones sean temporales, retributivos y por el tiempo que ha solicitado el inversionista; además, las inconsistencias en la información presentada a lo largo de las negociaciones nos ha dificultado llegar a un acuerdo”, informó la asociación en un documento oficial.

En tanto, la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación también dijo no a la propuesta de la empresa. “La Asamblea por mayoría de votos decidió no aceptar estas condiciones presentadas el día 6 de enero del presente año”, planteó la ASSA en un breve comunicado.

-Con información de EFE.