La muerte de este hombre de 41 años es muy similar al caso de George Floyd, quien fue asesinado por policías estadounidenses con abuso de autoridad, en 2020.

Por Ángel Matute

Estados Unidos, 11 de febrero (La Opinión).– Hace algunas semana la ciudad de Indio, California, se estremeció por la muerte de un hombre latino en manos de la Policía mientras éste estaba en custodia y gritaba que no podía respirar.

El 22 de enero, el hispano José Albert Lizárraga García murió de un paro respiratorio mientras oficiales Departamento de Policía de Indio trataban de arrestarlo y lo mantenían contra el suelo en el estacionamiento de un local comercial de la zona, reviviendo una muerte similar a la que tuvo el afroamericano George Floyd, en 2020.

En un video que se hizo viral en redes sociales, se escucha como Lizárraga, de 41 años, le grita los oficiales que no puede respirar mientras varios de ellos se apoyaban sobre su espalda para neutralizarlo y arrestarlo, además, los agentes le habrían puesto una capucha en la cabeza.

De acuerdo con la Policía de Indio, los oficiales respondieron a un llamado de emergencia que denunciaba la presencia de un hombre aparentemente bajo los efectos del alcohol o las drogas a las afueras del Cardenas Market,  ubicado en el 82266 del Highway 111.

El reporte de la Policía afirma que el hombre tenia una actitud violenta y tras intentar calmarlo sin éxito varios agentes trataron de retenerlo físicamente, pero el hombre empezó a escupirles y decidieron ponerle una capucha especial para evitarlo, y aunque la agencia asegura que el uso de estos artículos no dificulta la capacidad de respirar, José Albert Lizárraga García sufrió un paro respiratorio y murió en el lugar.

Su hija Tyanna Lizárraga no está completamente convencida con la versión policial y la familia creó una campaña de donaciones en GoFundMe para cubrir los gastos funerarios de Lizárraga, así como los legales, ya que planean iniciar una demanda contra a la Policía de Indio por abuso de policial tras ver los perturbadores videos de la detención de su padre.

Los agentes de la Policía de Indio quedaron grabados cuando intentaban darle reanimación cardiopulmonar al hombre, sin embargo los esfuerzos fueron en vano y fue pronunciado muerto en la escena.

El hombre de 41 años estaba a pocos meses de ser abuelo y no pudo conocer a su primer nieto, según relató su hija en el texto de la campaña.

Tras la divulgación de los videos en redes sociales, la Policía aseguró que muy pronto liberará los videos de las cámaras corporales de los agentes involucrados.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.