En esta entrega, Sabina García de Humane Society International México, da algunos datos sobre los cerdos, estos animales a veces malinterpretados y muchas otras maltratados para que los humanos se alimenten.

Ciudad de México, 9 de marzo (SinEmbargo).– Hoy en día, tenemos cada vez menos contacto con las granjas y los animales de donde provienen nuestros alimentos, pero aún es importante conocer cómo se crían los animales que producen la carne, los lácteos y el huevo que consumimos. Por ejemplo, la mayoría de nosotros tenemos muy poco o ningún contacto con los cerdos que producen la carne que se sirve en nuestras mesas. Los cerdos a menudo son malinterpretados, pero la verdad es que son animales sociables y altamente inteligentes que exhiben conductas maternales y comunicativas complejas.

¡Conoce estos datos interesantes sobre los cerdos!

*Los cerdos tienen un agudo sentido del olfato. Su sensibilidad a las señales olfativas es tan buena como la de los perros, y usan el aroma para discernir entre cerdos familiares y desconocidos, para identificar a otros individuos y para ubicarse y encontrar alimentos escondidos.

*Los cerdos duermen en nidos comunales y mantienen vínculos familiares cercanos hasta la edad adulta. Los miembros de un grupo pueden saludarse con gruñidos y contacto con el hocico cuando llegan juntos al lugar del nido.

*En condiciones naturales, los cerdos pueden dedicar el 75% de su actividad diaria a hozar y a forrajear en búsqueda de alimento. Sus hocicos tienen numerosos receptores sensoriales y los usan para explorar y buscar comida.

*Los cerdos son naturalmente animales muy higiénicos. Mantienen su piel limpia frotándose sobre superficies duras, particularmente después de revolcarse en el lodo, para quitarse el lodo seco sobre rocas o arbustos.

*Los cerdos muestran una gran variedad de señales vocales con hasta 20 tipos diferentes de vocalizaciones, incluidas las utilizadas durante la alimentación, el comportamiento social, y para comunicar el peligro.

*Después de enseñarles a los cerdos a controlar una palanca de control especial con sus hocicos, los investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania descubrieron que los cerdos podían aprender a jugar juegos de simple combinación moviendo el cursor por la pantalla de una computadora. Los cerdos demostraron una capacidad similar a la de los primates para aprender la tarea.

Desafortunadamente, la gran mayoría de las cerdas reproductoras (cerdas madre) en la industria porcina en México están inmovilizadas durante prácticamente toda su vida, o hasta cuatro años, en jaulas de gestación. Dentro de estas jaulas son incapaces de expresar comportamientos naturales importantes como moverse, buscar comida o formar vínculos sociales. Las jaulas de gestación son recintos individuales apenas más grandes que el cuerpo de cada cerda, donde ni siquiera pueden darse la vuelta o dar más de un par de pasos hacia adelante o hacia atrás.

HSI está trabajando para cambiar esta realidad para las cerdas reproductoras en México, trabajando con compañías de alimentos y productores de cerdo para promover un cambio hacia sistemas de alojamiento libres de jaulas y de mayor bienestar. Si bien la ausencia de jaulas no significa necesariamente libre de crueldad, en la producción libre de jaulas, las cerdas tienen más espacio y son capaces de moverse, estirar las extremidades y socializar, básicamente para actuar más como cerdos.

Los consumidores se oponen al confinamiento de por vida en jaulas de animales como los cerdos y están exigiendo cambios, decidiendo sólo apoyar a las empresas de alimentos y hotelería que tienen políticas formales de compra de carne de cerdo libre de jaulas, e instando a aquellos que no lo hacen. Como resultado, las principales compañías de alimentos, incluyendo a McDonald’s, Burger King y Toks, se han comprometido a utilizar exclusivamente carne de cerdo de productores que no confinan a las cerdas madre en las jaulas de gestación. Los consumidores como tú son la fuerza detrás de las mejoras en la forma en que las empresas tratan a los animales.

Los cerdos son animales complejos, inteligentes, sociables, con necesidades de comportamiento específicas, e igual que los seres humanos, son totalmente capaces de experimentar una calidad de vida tanto positiva como negativa. Ayudemos todos a reducir su sufrimiento. Ningún cerdo debería verse obligado a pasar su vida en una jaula. Así que sigamos alzando la voz. Firma nuestro compromiso Déjalas Mover y sé parte de la solución.

Sobre HSI

Humane Society International es una de las organizaciones de protección animal más grandes y efectivas del mundo, y la única organización internacional de protección animal en el mundo que trabaja para proteger a todo tipo de animales- incluyendo animales en laboratorios, animales de producción, animales de compañía y fauna silvestre. HSI: Celebrando a los animales, confrontando la crueldad.