Autoridades iraníes confirman 63 muertes más por el COVID-19; confirman 9 mil casos de personas infectadas

11/03/2020 - 6:26 am

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, dijo ayer que el país reconocerá a los médicos y enfermeras que murieron luchando contra el virus como “mártires”, igual que los soldados caídos en combate.

Teherán, Irán, 11 de marzo (AP).— Irán reportó este miércoles 63 fallecidos más por el nuevo coronavirus, para un total de 354 víctimas mortales de nueve mil casos confirmados, dijo un vocero del Ministerio de Salud en una conferencia de prensa televisada en vivo.

En todo Oriente Medio, más de nueve mil personas contrajeron el COVID-19, la enfermedad causada por el virus. La mayor parte de los afectados procedía de la República Islámica, uno de los focos con mayor tasa de mortalidad fuera de China, el país donde se detectó el virus en diciembre.

En Bahrein, una nación insular del Golfo Pérsico, el número de casos confirmados despuntó el miércoles casi un 70 por ciento hasta 189 pacientes, explicaron las autoridades. Los 77 nuevos contagios se dieron en un vuelo de bahreinís evacuados desde Irán.

En muchas personas, el nuevo coronavirus sólo provoca síntomas moderados, como fiebre y tos. En algunos, en particular adultos mayores y personas con problemas de salud ya existentes, puede causar enfermedades más graves, como neumonía. La mayoría de los pacientes se recuperan en cuestión de semanas.

La Guardia Revolucionaria de Irán dijo que al menos cinco de sus miembros y una cantidad no especificada de voluntarios de la fuerza Basij padecen la enfermedad.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, dijo ayer que el país reconocerá a los médicos y enfermeras que murieron luchando contra el virus como “mártires”, igual que los soldados caídos en combate.

La decisión de Jamenei se dio a conocer en medio de una campaña de propaganda que trata de comparar la lucha contra el virus con la sangrienta y larga guerra con Irán de la década de 1980. El aumento diario del número de muertos sugiere que la lucha contra el virus está lejos de terminar.