La vacuna desarrollada por la farmacéutica de AstraZeneca y la Universidad de Oxford está nuevamente en medio de la polémica. Un grupo de países europeos ha suspendido su aplicación al detectar casos de trombos en algunas de las personas a las que se le ha aplicado la sustancia. Se trata de un señalamiento más que pesa sobre este fármaco por el que ha apostado el Gobierno de México en su lucha contra la COVID-19.

Ciudad de México, 11 de marzo (SinEmbargo).– La vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford se encuentra en la mira luego de que países europeos suspendieron su aplicación al detectar casos de trombos en personas que la habían recibido. Pero este señalamiento no es el único que enfrenta el antígeno al cual México le apostó comprando 77.4 millones de dosis. ¿Cuál ha sido el arduo camino de esta vacuna?

En agosto pasado, se anunció que la Fundación de Carlos Slim, el hombre más rico de América Latina, había llegado a un acuerdo con la firma británica para que entre México y Argentina se produjeran y distribuyeran entre 150 y 250 millones de dosis del fármaco en toda la región, con excepción de Brasil. El trato fue publicitado por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien apartó un importante lote de vacunas para inmunizar a más de 38 millones de mexicanos.

El Canciller Marcelo Ebrard destacó en esa ocasión el potencial de la vacuna e indicó que el acuerdo le permitiría al país poder acceder a esta sustancia de manera expedita con una reducción de hasta medio año en el tiempo de espera.

En esta imagen del 14 de febrero se observa al Canciller Marcelo Ebrard recibiendo un lote de vacunas anticovid de AstraZeneca. Foto: Cuartoscuro.

Dos meses después, durante la conferencia mañanera del 13 de octubre pasado, se realizó la firma del contrato de precompra de las más de 70 millones de dosis, aunque para ese entonces la vacuna británica ya había atravesado por su primera polémica, luego de que en septiembre se suspendieran los ensayos clínicos al encontrarse efectos adversos en un voluntario.

Este primer señalamiento se dio en septiembre de 2020 cuando la farmacéutica, con sede en Cambridge, Reino Unido, suspendió los ensayos en fases finales de su vacuna contra la COVID-19, después de que un participante del estudio clínico presentó una reacción adversa.

Después, en febrero de este año, Sudáfrica decidió suspender el lanzamiento de la aplicación debido a que un estudio realizado en la Universidad de Witwatersrand arrojó que las dosis de AstraZeneca brindaban “una protección limitada ante formas moderadas de la enfermedad provocada por la variante sudafricana sobre adultos jóvenes”.

Pero el último señalamiento ha escalado dimensiones importantes como la suspensión de la aplicación de la vacuna en países europeos como Italia, Dinamarca, Noruega, Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo.

LABORATORIO-LIOMONT-ASTRAZENECA

Instalaciones de la planta de Laboratorios Liomont en Ocoyoacac, Estado de México, donde se envasará la vacuna de AstraZeneca. Foto: Cuartoscuro.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomendó este jueves “seguir administrando” la vacuna en la Unión Europea (UE) al considerar que “los beneficios de la vacuna siguen superando sus riesgos”.

SinEmbargo contactó a los representantes de AstraZeneca en México, pero hasta el momento no hay un pronunciamiento sobre la decisión de los países europeos.

Por su parte la Fundación Slim, quien financia junto con los gobiernos de México y Argentina la producción y distribución de esta vacuna, dijo a este medio que no tenía comentarios sobre el tema y señaló que los laboratorios Liomont, encargados del envasado en el país, son los encargados de la vocería. El laboratorio mexicano Liomont afirmó que a ellos no les corresponde hablar del tema y remitieron a la propia AstraZeneca.

VACUNA-ASTRAZENECA-ENVASE

La dosis de la vacuna anticovid de AstraZeneca que se aplica en México. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro.

ASTRAZENECA SUSPENDE ENSAYO (SEPTIEMBRE 2020)

AstraZeneca decidió interrumpir el pasado 8 de septiembre un ensayo clínico para lograr una vacuna contra la COVID-19, porque uno de los participantes sufrió “una enfermedad potencialmente inexplicable”.

“Esta es una acción de rutina que sucede siempre que hay una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos mientras se investiga, asegurándonos de que se mantiene la integridad de los estudios”, indicó en esa ocasión un portavoz de la farmacéutica a la cadena CNBC y el medio especializado Stat.

La Universidad de Oxford dijo en ese entonces que no daría a conocer detalles sobre la enfermedad del paciente por razones de confidencialidad, no obstante The New York Times publicó que a un voluntario se le había diagnosticado mielitis transversa, un síndrome inflamatorio que afecta la médula espinal y que puede ser causado por infecciones virales.

Días después los ensayos se reanudaron en el Reino Unido, mientras que en Estados Unidos y otras naciones éstos se retomaron hasta octubre.

ERROR EN FABRICACIÓN DE VACUNA (NOVIEMBRE 2020)

AstraZeneca y la Universidad de Oxford reconocieron el pasado miércoles 25 de noviembre un error de fabricación que generó dudas sobre los resultados preliminares de la vacuna.

El error se produjo días después de que la empresa y la universidad describieran las inyecciones como “altamente efectivas”. No obstante, omitieron mencionar que algunos participantes del estudio no recibieron una vacuna completa en la primera de las dos inyecciones como se esperaba.

La polémica se intensificó cuando se supo que el grupo de voluntarios que recibió una dosis más baja parecía estar mucho mejor protegido que los voluntarios que recibieron dos dosis completas. En el grupo de dosis baja, dijo AstraZeneca, la vacuna pareció tener un 90 por ciento de efectividad. En el grupo que recibió dos dosis completas, la vacuna pareció tener un 62 por ciento de efectividad.

La Universidad de Oxford dijo que algunos de los viales utilizados en el ensayo no tenían la concentración adecuada de vacuna, por lo que algunos voluntarios recibieron media dosis.

En cuanto a por qué una dosis menor resultó ser más efectiva, los investigadores indicaron que el relativo bajo número de personas en el grupo de dosis incompleta hacía difícil saber si la eficacia observada en el grupo era real o una peculiaridad estadística.

SUDÁFRICA SUSPENDE LANZAMIENTO (FEBRERO 2021)

El pasado 7 de febrero las autoridades de salud de Sudáfrica anunciaron que suspenderían el uso de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por AstraZeneca, ya que un estudio demostró que otorgaba una protección limitada a infecciones generadas por la variante detectada en el país africano.

De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Witwatersrand, las dosis de AstraZeneca brindan “una protección limitada ante formas moderadas de la enfermedad provocada por la variante sudafricana sobre adultos jóvenes”.

El Gobierno sudafricano buscaba aplicar un millón de dosis de AstraZeneca a sus trabajadores de salud, sin embargo, tras la publicación del estudio, el Ministro de Salud sudafricano, Zweli Mkhize, aseguró que suspendería su aplicación y en su lugar aplicara dosis de las vacunas desarrolladas por Pfizer y Johnson & Johnson.

Las dosis de AstraZeneca se almacenaron hasta que haya una respuesta por parte de los científicos.

Ese mismo 7 de febrero, la farmacéutica AstraZeneca, que desarrolla la vacuna en colaboración con la Universidad de Oxford, dijo que esperaban una inyección modificada para lidiar con la variante del coronavirus de Sudáfrica para el último trimestre del año (octubre-diciembre).

PAÍSES SUSPENDEN VACUNACIÓN (11 DE MARZO)

Las autoridades noruegas anunciaron este jueves que suspendieron el uso de la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19, después de que Dinamarca hiciera lo mismo al registrar graves casos de trombos en personas que la habían recibido.

La Dirección General de Sanidad danesa había comunicado horas antes la suspensión por 14 días de la vacuna aplicando un principio de “precaución” al haberse producido también un muerto, aunque todavía no se ha podido demostrar una relación directa.

Noruega, que forma parte del Espacio Económico Europeo pero no de la Unión Europea, no ha registrado casos de trombos en personas que han recibido esa medicación, pero decidió paralizar su uso hasta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) estudie los informes sobre problemas de coagulación diagnosticados en varios países.

Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo también suspendieron la inmunización con las dosis de ese lote en concreto, que fue recibido por 17 países de la Unión Europea, incluidos España, Polonia, Malta, Francia y Grecia, según la EMA.

A diferencia de sus vecinas Noruega y Dinamarca, Suecia ha rechazado sin embargo detener de forma temporal el uso de esa vacuna.

“Creemos que no hay base suficiente para suspender la vacunación con AstraZeneca”, dijo hoy en la rueda de prensa de las autoridades sanitarias Veronica Arthurson, de la Agencia Sueca del Medicamento.

En Italia, la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA) informó hoy de que ha suspendido temporalmente la vacunación con un lote de la farmacéutica AstraZeneca por precaución, tras los informes sobre los problemas de coagulación diagnosticados en varios países europeos.

La agencia explicó en un comunicado que tras las informaciones sobre problemas de salud detectados en otros países europeos, ha bloqueado la inoculación de las dosis del lote ABV2856.

La AIFA destacó que por ahora “no se ha establecido ningún vínculo causal entre la administración de la vacuna y estos eventos” detectados en otros países y que se están realizando los controles necesarios, recabando la documentación clínica pertinente.

Las muestras de este lote serán analizadas por el Instituto Nacional de Salud italiano.

EMA RECOMIENDA SEGUIR ADMINISTRANDO VACUNA (11 DE MARZO)

La Agencia Europea del Medicamento, pro su parte, recomendó “seguir administrando” la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca en la Unión Europea, suspendida hoy por varios países europeos por problemas de coagulación diagnosticados tras la vacunación, y consideró que “los beneficios de la vacuna siguen superando sus riesgos”.

El comité de seguridad (PRAC) de la EMA, que se reunió este jueves para revisar todos los casos de eventos tromboembólicos y otras afecciones relacionadas con coágulos sanguíneos, concluyó que, de momento, “no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no se enumeran como efectos secundarios de esta vacuna”.

La EMA subrayó que está al tanto de que Dinamarca y otros países europeos han suspendido la vacunación con este fármaco como medida de precaución mientras se está llevando a cabo una investigación completa sobre los incidentes reportados en la Unión Europea.

La voz de alarma la dio Austria, que retiró el pasado domingo el lote ABV5300 como medida de precaución tras la muerte de una persona diagnosticada con trombosis múltiple -formación de coágulos sanguíneos- y la enfermedad de otra coincidiendo con su vacunación.

–Con información de Obed Rosas, EFE y AP