La mayoría de las celebraciones se llevaron a cabo en línea, debido a la pandemia de coronavirus.

Weimar, Alemania, 11 de abril (AP) — El Presidente de Alemania conmemoró el domingo el 76 aniversario de la liberación del campo de concentración de Buchenwald recordando a sus compatriotas las atrocidades inconcebibles que los nazis cometieron allí durante el Tercer Reich.

“Comunistas y demócratas, homosexuales y los llamados asociales fueron encarcelados en Buchenwald. Judíos, sinti y romaníes fueron traídos aquí y asesinados”, dijo el presidente Frank-Walter Steinmeier durante un discurso en la ciudad de Weimar, 76 años después del día en que las fuerzas estadounidenses liberaron el campo.

“Con su diversidad de grupos de víctimas, Buchenwald representa toda la barbarie de los nazis”, dijo Steinmeier. “Representa el fanatismo racial, la tortura, el asesinato y la eliminación”, agregó.

Debido a la crisis de coronavirus, el monumento está actualmente cerrado y todas las ceremonias de conmemoración con los sobrevivientes han sido canceladas. Foto: Jens Meyer, AP.

Los sobrevivientes del Holocausto y sus familias no pudieron reunirse para las celebraciones del aniversario este año debido a la pandemia de coronavirus, pero muchos presenciaron la ceremonia conmemorativa del domingo vía Internet.

Buchenwald se estableció en 1937. Más de 56 mil de los 280 mil presos detenidos aquí y sus campos satélites fueron asesinados por los nazis o murieron como resultado del hambre, enfermedad o experimentos médicos antes de la liberación el 11 de abril de 1945.

“Fue una dictadura, un liderazgo nazi que fue responsable de los crímenes más crueles y del genocidio”, dijo Steinmeier. “Pero fueron los seres humanos, los alemanes, quienes hicieron esto a otros seres humanos”.

Asimismo, el pasado 27 de enero, en el aniversario de la liberación de Auschwitz, la mayoría de las conmemoraciones se realizaron en línea, incluso la ceremonia anual en el antiguo campo de exterminio de Auschwitz en la Polonia ocupada donde los nazis mataron a 1.1 millones de personas. El sitio está cerrado debido a la pandemia.

Uno de los escasos eventos en vivo se realizó en el gueto de Varsovia, el más grande de los guetos europeos donde los judíos fueron encerrados en condiciones infrahumanas antes de enviarlos a los campos de exterminio.