Los camiones se utilizaron como morgues temporales en el momento álgido de la pandemia, hace un año.

Francia, 11 de mayo (Radio Francia).- La imagen, tomada desde un helicóptero, es impactante: más de 40 remolques frigoríficos en el muelle de una zona portuaria de Brooklyn, que supuestamente contienen 750 cuerpos de víctimas de COVID-19.

Este último secreto en la gestión de la pandemia en Nueva York se reveló hace unos días en una reunión del ayuntamiento. Y eso indignó a Marc Gjonaji, uno de los concejales, que no dudó en comparar el trato que reciben con los muebles de un almacén o el equipaje no reclamado en objetos perdidos.

MORGUE TEMPORAL

Estos camiones se utilizaron como morgues temporales en el momento álgido de la pandemia, hace un año. Pero, como explica Dina Maniotis, de la Oficina de Medicina Forense de Nueva York, la ciudad quería dar tiempo a las familias para organizar los funerales de sus seres queridos, mientras que los funerales son complicados de organizar desde hace tiempo.

Los concejales, como Marc Gjonaji, abogan por ayudar a las familias a organizar los entierros en la isla de Hart, en el estrecho de Long Island. Durante más de un siglo, aquí es donde se ha enterrado a los indigentes y anónimos de Nueva York, tanto en fosas comunes como en fosas individuales.

DIGNIDAD Y RESPETO 

Gjonaji cree que la ciudad le debe a estos muertos el enterrarlos con dignidad y respeto. Está previsto que la isla Hart vuelva a abrirse al público este fin de semana. Esto podría convencer a las familias de enterrar finalmente a sus seres queridos allí.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RFI. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.