En entrevista con SinEmbargo, Fernando Bonilla asegura que la serie generará polémica, situación que ve como algo positivo, pues dice, se pone de nueva cuenta a la luz de los reflectores un caso de relevancia política y social. El actor y director señala que gracias a la aparición de las nuevas plataformas se ha abierto la posibilidad de abordar temas que jamás se habrían podido tratar cuando el monopolio de las televisoras era absoluto.

Ciudad de México, 12 de junio (SinEmbargo).- A lo largo de la historia, la política mexicana se ha caracterizado por un punto en específico: la corrupción. La opacidad de las autoridades al momento de actuar ante un caso, el influyentismo, los conflictos de intereses y otras marrullerías se han convertido en rasgos característicos de los Gobiernos.

El mundo del entretenimiento ha encontrado en la política mexicana una fuente de inspiración para producir un gran número de series y películas basadas en historias de interés social y, que en su momento, acapararon la atención de la sociedad y los medios de comunicación.

Netflix, la plataforma de entretenimiento vía streaming más importante del mundo, se ha adentrado en estos escándalos y ahora lanza Historia de un crimen: La búsqueda, mini serie basada en la historia de Paulette Gebara, una niña de cuatro años de edad que desapareció dentro del departamento donde vivía junto a su familia en una zona exclusiva del municipio de Huixquilucan, en el Estado de México y que fue hallada sin vida diez días después debajo del colchón de su propia cama.

“Yo, particularmente desde la sociedad mexicana y sus características, creo que es algo valioso que desde la ficción se exploren estos temas porque somos un país que tiende a la desmemoria muy fácilmente, este acontecimiento por ejemplo (la desaparición de Paulette), apenas tiene diez años, tuvo implicaciones sociales y políticas muy serias y muy fácilmente se nos olvida de dónde venimos”, menciona el actor Fernando Bonilla, quien participa en la serie.

En entrevista con SinEmbargo, el actor y director asegura que la serie generará polémica, situación que ve como algo positivo, pues dice, se pone de nueva cuenta a la luz de los reflectores un caso de relevancia política y social.

“Más allá de que la serie guste o no guste, yo creo que es evidente que va a generar mucha polémica. Creo que es positivo que un tema de relevancia política y social, vuelva a la luz de los reflectores y tengamos un poco de perspectiva de que ha acontecido en la última década. Recordemos que esto sucede en el Estado de México en el 2010, dos años después, el Gobernador del Estado de México (Enrique Peña Nieto) llegó a la presidencia”.

Fernando Bonilla recuerda que Historia de un Crimen es una franquicia que tiene producciones en Estados Unidos, Europa y en América Latina. El antecedente directo de La Búsqueda en México es Historia de un Crimen: Colosio. “Se trata de series de ficción inspiradas en acontecimientos reales, particularmente en crímenes polémicos que hayan generado un gran impacto en la opinión pública”.

“Queda en un marco contextual de la política mexicana pues son dos casos con investigaciones muy polémicas con procedimientos turbios y con resultados inverosímiles”.

El actor y director señala que gracias a la aparición de las nuevas plataformas se ha abierto la posibilidad de abordar temas que jamás se habrían podido tratar cuando el monopolio de las televisoras era absoluto. Foto: Instagram fdobonilla

El histrión reconoce que las producciones hechas en México han sufrido una transformación, situación que ha permitido que se abran nuevos espacios para trabajos de calidad, algo que en años pasados no ocurría.

“Se están abriendo ventanas para trabajos de calidad, de riesgos que hace décadas eran impensables en la televisión mexicana y por ende también se está abriendo la posibilidad de tratar temas que jamás se habrían podido tratar cuando no existía internet, cuando el monopolio de las televisoras era absoluto”.

El director menciona que con la aparición de las nuevas plataformas de entretenimiento se ha ido terminando con el desprestigio que implicaba hacer televisión en México, ahora, dice, los actores tienen la oportunidad de trabajar en proyectos ambiciosos y de calidad generando que las audiencias puedan disfrutar de producciones que abordan temas que no se trataban antes.

“La cultura nos define, somos lo que consumimos, la ficción es un ente que contribuye a la construcción y a la caracterización de una sociedad, así que ahí creo que radica la valía de abordar temas como este”.

Fernando Bonilla recuerda que la historia de México cuenta con una gran cantidad de escándalos e historias polémicas que se podrían abordar desde la ficción, situación que ve de manera positiva, pues dice, al llevar estos temas a la televisión se crea una sociedad más politizada y crítica.

“Es inconmensurable la cantidad de cochambre de la política mexicana que se podría explorar desde la ficción. Tristemente en nuestro país tenemos bastante tela de dónde cortar y es algo bueno, no sólo para la calidad de productos que el espectador mexicano puede consumir ahora sino para la construcción de una democracia y de una sociedad más politizada y más crítica”.

UNA HISTORIA TRATADA CON RESPETO

El actor relata que al tratarse una serie polémica, Netflix, los productores, actores y todo el equipo que trabajó en el proyecto fueron muy cuidadosos y trabajaron de manera seria. Además, indica, la serie está enfocada en mostrar el proceder de las autoridades y no en la familia o en el propio crimen.

“Sé que la serie, y me parece un acierto, está enfocada mucho más en la investigación, en las torpezas accidentales o incidentales, de esta investigación y mucho más en eso que en los personajes relacionados con la familia o con el propio crimen o la propia desaparición de la niña, es decir, me parece que hay un respeto importante a la vida privada, no se recrea de una manera morbosa y la lupa está puesta donde tiene que estar puesta, que es en el actuar de las autoridades que es lo que nos ocupa como sociedad civil”.

El histrión reconoce que las producciones hechas en México han sufrido una transformación, situación que ha permitido que se abran nuevos espacios para trabajos de calidad. Foto: Instagram fdobonilla

El histrión asegura que aunque el objetivo de la serie es entretener, no debe olvidarse que está inspirada en un historia real que al igual que muchas otras, se fue olvidando con el paso del tiempo.

“Estamos mal acostumbrados en México en el sentido de que muchas veces el tiempo se vuelve cómplice de los errores o de la corrupción y la sociedad desmemoriada contribuimos a eso”.

Bonilla no niega que Historia de un crimen: la Búsqueda es una serie creada para entretener al espectador, pero también para despertar interés en un tema que se vio manchado por el pésimo trabajo de las autoridades y los intereses personales de varios funcionarios.

“Es entretenimiento, es contar una historia interesante, emocionante, que te conmueva y todos los valores que dramáticamente pueda tener. Por supuesto, está como valor añadido la posibilidad de que el espectador se interese sobre ciertos temas. Probablemente después de ver esta serie se pueda meter a investigar y hacerse de su propio criterio, sobre todo entender que pasó con los funcionarios públicos que estuvieron relacionados con el caso y dónde están ahora”.

Fernando asegura que las personas que vean la serie disfrutaran de un trabajo lleno de profesionalismo, de una historia respaldada por una investigación profunda y que cuenta con un elenco rico.

“Me queda la certeza absoluta de que es una producción muy profesional, bien asesorada, con una investigación profunda, la calidad audiovisual es de primer orden, el elenco es muy rico también y creo que eso son los ingredientes poco a poco se va entendiendo que el público merece ser tratado con inteligencia”.