El pasado 2 de junio, Hugo López-Gatell dijo que el tocilizumab no es un medicamento que sea recomendando ni autorizado para el tratamiento del SARS-CoV-2, pues no se ha demostrado su acción en pacientes contagiados

Ciudad de México, 11 de junio (SinEmbargo).- El doctor Francisco Moreno Sánchez, jefe del programa COVID-19 en el Hospital ABC, pidió a la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) pemitir el abasto y uso del medicamento Tociluzimab, que calificó como fundamental para el tratamiento de la COVID-19.

Por medio de un video difundido en Twitter, el médico internista expuso que hay desabasto de esta medicina y que un cargamento de ésta no ha sido librado de la aduana.

“Cuando México presenta uno de lo índices de letalidad más altos a nivel mundial, nos estamos quedando sin un medicamento fundamental para el tratamiento del COVID-19. Se llama Tociluzimab”, dijo.

Urgió a la Comisión que se libere el medicamento y subrayó que es “de necesidad urgente” para poder tratar a los pacientes contagiados del nuevo coronavirus.

“Exhorto a Cofepris, es la necesidad urgente de tratar vidas de mexicanos”, finalizó.

Por su parte, el doctor Alejandro Macías, quién participó durante la epidemia de influenza en México, señaló que es uno de los pocos fármacos que presenta evidencias a favor, por lo que podría resultar útil contemplarlo como una herramienta más.

Agregó que las autoridades deben permitir su acceso al país a la brevedad y que así se continúe tratando a los pacientes positivos.

“Es verdad que el Tocilizumab no es un medicamento maravilloso para los pacientes con COVID-19. Sin embargo, es de las pocas intervenciones que cuenta aún con evidencias a favor, por lo que resulta de utilidad en el contexto de las pocas herramientas que tenemos”, tuiteó.

TOCILIZUMAB NO ES RECOMENDABLE 

El Subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, dijo que el tocilizumab no es un medicamento que sea recomendando ni autorizado para el tratamiento del SARS-CoV-2, pues no se ha demostrado su acción en pacientes contagiados

Las declaraciones de López-Gatell surgieron durante una conferencia de prensa el pasado 2 de junio, donde también aclaró que ya se realizan investigaciones para reconocer su eficacia.

“No es un fármaco que esté recomendado a pesar del potencial que de manera anecdótica pudiera verse”, apuntó.

Además, detalló que el fármaco se ha evaluado en ensayos clínicos en los que participaron investigadores mexicanos. Sin embargo, los resultados no se han dado a conocer.

Por último, el Subsecretario resaltó la importancia de no saltar las etapas de procedimiento y realizar investigación científica para demostrar que los medicamentos den resultados positivos, pues “a veces la experiencia vivencial puede llegar a sacar conclusiones generales”.

Anteriormente, el Gobierno de México informó que iniciaron ensayos clínicos con medicamentos que se han propuesto a nivel mundial para utilizarlos en posibles tratamientos para frenar la pandemia del COVID-19 en este país.

El titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, Gustavo Reyes Terán, explicó el 1 de abril que entre esos medicamentos están el remdesivir, el tocilizumab, la hidroxicloroquina, la hidroxicloroquina con azitromicina y el método de plasmaféresis.

Reyes Terán dijo que su grupo de investigación está terminando los trámites para iniciar la conducción de cinco ensayos clínicos con medicamentos que se han propuesto a nivel mundial y que tienen un efecto contra el virus.

Además de que tienen el potencial de controlar la replicación del virus, los síntomas de la enfermedad y evitan que se llegue a la condición de gravedad.

Señaló que los primeros tres son con los fármacos remdesivir, la hidroxicloroquina y la combinación de hidroxicloroquina con acitromicina.

En cuarto lugar apuntó al tocilizumab y el quinto “es un método que se llama plasmaféresis o la obtención de plasma, el componente líquido de la sangre de los pacientes que han superado la infección y que han estado muy gravemente enfermos y con altos títulos del virus para trasladarlo a personas que están sufriendo la enfermedad”.

-Con información de EFE