El hombre de 33 años fue detenido el pasado 2 de mayo por policías en Xalapa, su cuerpo fue entregado a sus familiares.

Ciudad de México, 11 de junio (SinEmbargo).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) mostró su preocupación por el uso de la fuerza cometido por autoridades encargadas de la seguridad ciudadana en Veracruz, esto luego de dar a conocer que ya sigue la queja iniciada por la comisión estatal por el homicidio de Carlos Navarro Landa, quien fue entregado muerto a su familia luego de haber sido arrestado en Xalapa.

“La CNDH, seguirá atenta al curso de la queja que tramita la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz, con el fin que se investigue, procese y sancione a los responsables de este hecho reprobable”, expuso el organismo en un comunicado.

El serigráfista de 33 años fue detenido el pasado 2 de mayo por elementos policiacos en el fraccionamiento de Los Cántaros y fue ingresado al cuartel San José.

Los familiares de Carlos fueron informados del deceso 12 horas después, se les dijo que Carlos habría sufrido un infarto. Al recibir el cuerpo notaron que prestaba golpes en la cabeza y otras partes del cuerpo.

“Nos dicen que falleció de un paro cardíaco, pero al ver a mi hijo no falleció de eso, falleció de los golpes, mi hijo era una persona sana, no padecía del corazón”, dijo María del Carmen Landa Rodríguez, madre de Carlos, en entrevista para Crónica de Xalapa.

Familiares de Carlos dijeron a medios que el hombre había publicado en redes que aparentemente lo querían secuestrar, por lo que vecinos llamaron a la policía, quien lo detuvo.

Además, declararon que Carlos padecía paranoia y se encontraba en tratamiento psiquiátrico.