ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

La primera temporada presentó una serie de situaciones para exponer una larga lista de sospechosos del asesinato de la hermana de Álex. Y esto lo que ha provocado que haya un posible agujero de guion relacionado con uno de los Lazcano.

MADRID, 11 de junio (EuropaPress).- Convertida en un auténtico fenómeno internacional, uno de los principales fuertes de ¿Quién mató a Sara? es que tiene muchos giros de guion, cada uno más impactante. Al ser un thriller, esto consigue mantener enganchado al público. Ahora bien, son tantos los detalles y las intrigas, que alguna de ellas no ha terminado del todo resuelta, llegando a plantear si ha dejado algún agujero de guion.

Y esto se refleja más en la primera temporada, en la que hubo que crear una serie de situaciones para exponer una larga lista de sospechosos del asesinato de la hermana de Álex. Y esto lo que ha provocado que haya un posible agujero de guion relacionado con el hijo mediano de los Lazcano, Chema.

En la primera temporada, Álex le pidió a Chema las cintas de video de las grabaciones que hizo durante el accidente de Sara. El personaje de Manolo Cardona se acordaba que el joven Lazcano grababa todo con su cámara y piensa que en los VHS puede esconderse la identidad del asesino o evidencias para descubrirlo.

En lugar de dárselas, Chema decidió quemarlas, lo que hizo que se convirtiese en uno de los sospechosos del asesinato de Sara. Se pensó que el motivo era tanto para encubrir a su hermano Rodolfo como para encubrirse a sí mismo.

Sin embargo, en la segunda temporada, el público descubrió que el asesino era Nicandro, aunque todos los personajes piensan que la que mató a Sara fue Marifer -lo llegó a pensar ella misma, incluso-. Con lo cual, ni por una razón ni por otra, Chema tenía motivos para encubrir a nadie quemando sus cintas. Entonces, ¿por qué lo hizo?

Es ahí donde surge un posible agujero de guion, puesto que los vídeos dejan de tener protagonismo en la segunda temporada. Se trata de un elemento que apareció y desapareció tal cual fue nombrado, dejando con la intriga a los fans de por qué quemó los VHS.

La única razón lógica, aunque no está explicada en la serie, es que decidió quemarlas para evitar que Álex descubriera que seguía perdidamente enamorado de él y que le espiaba cuando eran jóvenes. En la segunda temporada, Álex le revela a Chema el cariño que le tiene y que le considera como si fuera de su familia, pero que no le corresponde románticamente.

Es probable que Chema, en la primera temporada, quisiera evitar esa conversación, máxime cuando intentaba consolidar su relación con Lorenzo y estaban buscando tener un hijo. Que se revelase que ese amor aún vivía, hubiera enturbiado más la relación de Chema con el abogado.

De haberse explicado el motivo por el que Chema quemó las cintas, hubiera reforzado aún más ese amor no correspondido que se ha vuelto a ver en la segunda temporada. De hecho, debido a la muerte de Lorenzo y a que Chema no puede dejar de amar a Álex, este decide sacrificarse y entregarse a la policía.

Habrá que ver si Álex tiene una segunda oportunidad en la vida en la tercera temporada. La única manera de que salga de prisión es que su padre ‘resurja de entre los muertos’ y declare que quién mató a Abel Martínez fue él, ya que los cargos de Chema por el homicidio de Moncho tienen fácil resolución, al haberlo matado en defensa propia.