Durante una entrevista, la funcionaria señaló que las razones por las que Urzúa renunció al puesto son meramente de estilo. “De estilo, el estilo”, afirmó al concluir su participación en el Congreso Nacional de Agentes Aduanales número 80.

Ciudad de México, 11 de julio (SinEmbargo).- Diferencias de estilo fueron las que provocaron que el ex Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa renunciara a su cargo. Así lo manifestó Margarita Ríos-Farjat, jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Durante una entrevista, la funcionaria señaló que las razones por las que Urzúa renunció al puesto son meramente de estilo. “De estilo, el estilo”, afirmó al concluir su participación en el Congreso Nacional de Agentes Aduanales número 80.

Asimismo, la funcionaria aseguró que sus funciones las realiza de una forma seria.

“No me gusta contribuir nunca a las elucubraciones, me gusta mantener un papel serio”, comentó.

El día de ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que hubo algunas discrepancias entre Carlos Urzúa, él y algunos miembros de su gabinete como Alfonso Romo y Ríos-Farjat.

El pasado martes, Carlos Urzúa sorprendió a todos cuando compartió públicamente su carta de renuncia. El otrora titular de la SHCP le anunció al Presidente López Obrador su dimisión a la Secretaría de Hacienda en una carta pública con señalamientos sobre imposición e injerencia de externos que Germán Martínez Cázares también le expresó a el hasta hoy encargado de las finanzas públicas en su misiva al dejar la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual Gobierno con un patente conflicto de interés”, escribió el economista sucedido inmediatamente por el subsecretario Arturo Herrera Gutiérrez. Ambos fueron Secretarios de Finanzas en el gobierno del Distrito Federal de López Obrador (2000-2006).

“En esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que pueda tener y libre de todo extremismo, sea de derecha o izquierda”, criticó.

Urzúa haría referencia al Jefe de Oficina de la República, Alfonso Romo Garza, quien además de ser el puente con el sector empresarial da seguimiento y evaluación a las políticas públicas.

Ese mismo día el Presidente Andrés Manuel López Obrador nombró como su remplazo al economista Arturo Herrera, quien se desempañaba como Subsecretario de Hacienda y era mano derecha del ahora ex Secretario Carlos Urzúa.