Ciudad Victoria, 11 Ago. (Notimex).- El delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Miguel de la Rosa Medrano informó que durante el presente año se han decomisado seis animales en peligro de extinción, en diversos operativos en el estado.

Señaló que gracias a una denuncia ciudadana se logró asegurar dos cachorros de la especie Jaguarundi en el ejido Gildardo Magañas del municipio de Abasolo, los que se encontraban en avanzado estado de desnutrición y deshidratados.

“Se trataba de una hembra y un macho con una edad aproximada de entre uno y dos meses de nacidos, con los rasgos de que estos felinos pertenecían a la especie Jaguarundi (Herpailurus yagouaroundi), que se encuentra listada en la NOM-059-SEMARNAT-2010 con categoría de amenazada”.

Añadió De la Rosa que a pesar de los esfuerzos realizados, la hembra murió debido a las malas condiciones de salud en las que se encontraba.

Refirió que en otro operativo en el municipio de Padilla fueron asegurados cuatro ejemplares de cocodrilo que se encontraban en un domicilio particular.

Dijo que los cocodrilos fueron evaluados por los veterinarios de la Profepa y serán entregados al Parque Zoológico de Tamatán de esta ciudad.

Por otra parte, adelantó que a finales de agosto y durante el mes de septiembre se reforzarán los operativos para evitar el saqueo de cotorros en las zonas de Soto la Marina y Aldama, que son lugares donde anidan estas aves.

Mencionó que la gente acostumbra saquear los nidos y comercializar estas especies que están protegidas por las normas oficiales mexicanas, pues son consideradas en peligro o riesgo de extinción.