El halterista Bredni Roque sostuvo que tuvo que competir “con la vergüenza e incomodidad de estar parchando marcas de la indumentaria” porque la FMLP le entregó casi a última hora un uniforme que le quedaba muy grande.

Ciudad de México,  11 de agosto (SinEmbargo).- El halterista Bredni Roque Mendoza respondió a las críticas que sufrió por no usar el uniforme de México en su participación en Río 2016 y acusó a las autoridades de haberle entregado uno de último momento sin ser el adecuado para la competencia.

En su cuenta de Facebook, el atleta aclaró que no usó el uniforme nacional porque la Federación Mexicana de Pesas (FMLP)  y el Comité Olímpico Mexicano (COM) le entregaron uno que le quedaba grande: “Me quitaron la oportunidad de portar los colores de la bandera de México”, expone.

El halterista fue blanco de severas críticas por usar la indumentaria personal, e incluso, se menciona que podría recibir una doble sanción.

Roque afirmó que si no usó el uniforme de México no fue por un capricho personal, como se aludió en algunas críticas, sino por culpa de la FMLP que le entregó licras talla extra con dos días de anticipación, lo que afecta en este tipo de deportes en donde se tiene que usar la licra lo más ajustada posible.

“Nunca me imaginé que mis primeros juegos olímpicos serían de esa manera, me quitaron la oportunidad de portar los colores de la bandera de México, y tener que competir con la vergüenza e incomodidad de estar parchando marcas de la indumentaria que necesito para competir (muñequeras, rodilleras, faja, calcetines y por supuesto la licra de competencia.)” expone.

Reconoció que sí existen reglamentos en cuanto al uso de las marcas en las competencias, pero insistió que eso lo conocía la FMLP y la COM desde el inicio, lo que no es responsabilidad del deportista. “no es mi responsabilidad que no den el equipo obligatorio que necesito para poder competir […] ¿Por qué esperaron dos días antes para darme una licra de competencia inservible?? Sin opción de poder hacerle ningún arreglo de última hora”, reviró.

El deportista, sostiene que si utilizó lo que usa habitual fue porque no vio otra opción: “…o saldría a competir sin nada puesto???” refutó.

En su mensaje también aseguró que salir sin el uniforme fue penoso para él y triste.

“Yo esperaba poder representar con orgullo los colores de la bandera en mi uniforme”. “Me siento triste y avergonzado, pero me gustaría que sepan que me quitaron la oportunidad de portar el uniforme de México en los Juegos Olímpicos” finaliza su escrito.

Bredni Roque Mendoza es un cubano naturalizado mexicano. Por ocho años representó a Cuba en diferentes competencias nacionales. Después de nacionalizarse mexicano, es el único representante de México categoría masculina de levantamiento de pesas para atletas con peso menor a 69 kilogramos en Río 2016.

Roque Mendoza compitió el pasado 9 de agosto y alcanzó el quinto lugar, sin embargo, su participación resaltó debido a que usó una indumentaria personal y no la estandarizada de la Conade, que debía aprobar el Comité Olímpico Mexicano.