“Estamos acá reconociendo que hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a redoblar los esfuerzos para que en octubre continuemos con el cambio”, dijo el mandatario, conservador, quien busca su reelección, antes de se difundieran los primeros resultados del escrutinio oficial.

-Con información de  Débora Rey y Almudena Calatrava

Buenos Aires, 11 de agosto (AP).- El Presidente argentino Mauricio Macri admitió que cosechó un mal resultado en las elecciones primarias celebradas el domingo para los comicios presidenciales del 27 de octubre.

“Estamos acá reconociendo que hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a redoblar los esfuerzos para que en octubre continuemos con el cambio”, dijo el mandatario, conservador, quien busca su reelección, antes de se difundieran los primeros resultados del escrutinio oficial.

Macri, quien integra la fórmula oficialista junto al senador Miguel Ángel Pichetto, se enfrentó al opositor kirchnerista Alberto Fernández, quien está acompañado de la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) como candidata a vice Presidenta.

A más de tres horas de la finalización de las elecciones primarias, los argentinos continuaban a la espera de resultados oficiales, que podrían dar una señal de lo que sucederá en los comicios generales del 27 de octubre.

El escrutinio de los votos del domingo comenzó una vez que los centros de votación cerraron a las seis de la tarde (21:00 GMT). El escenario electoral se mantuvo polarizando entre los descontentos por el ajuste económico y quienes temen el regreso del populismo.

Según las cadenas televisivas Todo Noticias, Crónica, C5N y A24, las de mayor audiencia en el país, el opositor centroizquierdista Alberto Fernández fue el postulante más votado en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias que definieron las candidaturas para las elecciones presidenciales.

Fernández va acompañado en la fórmula Frente de Todos por la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), quien aspira a la vicepresidencia.

En segundo lugar, los medios locales situaron al Presidente conservador Mauricio Macri, quien busca la reelección, en tándem con el senador peronista Miguel Ángel Pichetto en el espacio “Juntos por el cambio”.

El tercer candidato mejor posicionado fue el ex Ministro de economía Roberto Lavagna en “Consenso Federal”.

La información se dio a conocer sobre la base de encuestas de boca de urna que indicaron tendencias, pero no se difundieron cifras debido a que está prohibido por la ley electoral.

Macri, un reformista que cuenta con el apoyo de los mercados y Estados Unidos, busca la reelección en medio de un clima de descontento por las políticas de ajuste económico aplicadas y el aumento de la inflación y el desempleo.

Si la tendencia difundida por los medios locales se confirmara oficialmente, quedaría reflejado que el malestar sobre el deterioro de la economía prima sobre las críticas que ha cosechado la ex mandataria en los últimos meses a raíz de las múltiples causas judiciales que afronta por supuesta corrupción.

“Hoy fue la prueba de clasificación. La verdad quedamos cómodos para salir primeros en octubre. Hoy empezamos el cambio de Argentina”, señaló Fernández, quien fue jefe de gabinete durante el primer gobierno de Fernández de Kirchner hasta que en 2008 renunció en medio de un enfrentamiento con la entonces Presidenta que los distanció, tiempo durante el cual fue uno de sus mayores críticos.

La finalidad de las primarias era definir los candidatos de cada partido, pero en esta contienda cada una de las fuerzas políticas ya había presentado a su postulante, por lo que permitirán calibrar el respaldo con el que los contendientes cuentan de cara a las presidenciales de octubre.

Al asumir tácitamente la derrota, Marcos Peña, jefe de gabinete, indicó que la elección definitiva es en octubre, “donde Argentina debe definir si sigue el camino de transformación, de inserción o vuelve a modelo populista y autoritario que ha fracasado en todos los lugares”.

“Debemos seguir trabajando para que los muchos que rechazaron este modelo nos sigan acompañando”, sostuvo.

Mariel Fornoni, directora de la consultora Management & Fit, dijo a The Associated Press que el deterioro de la economía influyó en los buenos resultados de Fernández.

“Más allá de la mala imagen que tuvo en este tiempo Cristina… está claro que el punto más débil de Macri es la gestión de la economía y más allá de que haya mejorado en estos últimos tres meses… la economía pesó más que cualquier otra cosa”, dijo Fornoni.

Otros analistas señalaron que el giro hacia el centro que dio el kirchnerismo al sumar a un moderado como Alberto Fernández contribuyó al buen posicionamiento de este último.

Si los resultados oficiales ratifican una ventaja amplia a favor de Fernández se espera un cimbronazo financiero para los días siguientes, ya que los mercados darían por seguro el regreso del populismo y pondrían en duda el cumplimiento de los compromisos de deuda asumidos por el actual gobierno.

Macri firmó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en 2018 a cambio de un préstamo récord por más de 56 mil millones de dólares en medio de una crisis por la abrupta devaluación del peso argentino, lo que disparó la inflación, que al final de ese año alcanzó 47.6 por ciento.

Para las primarias se inscribieron nueve fórmulas presidenciales y 33.8 millones de personas estaban habilitadas para votar. Los precandidatos que no obtengan un mínimo de 1,5% de los votos no podrán participar en las elecciones de octubre.

La cita electoral transcurrió en un marco de tranquilidad, con largas colas de ciudadanos en las últimas horas de votación.

Votantes entrevistados por The Associated Press manifestaron la profunda dicotomía que atraviesa al país.

“Creo que con este gobierno de Macri y Pichetto vamos a poder avanzar y dar una nueva oportunidad al Presidente”, dijo a AP la jubilada Ayde Amra.

Emiliano Marson señaló que en Argentina se debería “hacer política para el pueblo y no para los capitales extranjeros como quedó marcado que estamos haciendo en el momento”.

En varias provincias como la de Buenos Aires, la mayor del país, también se eligieron candidatos a gobernador y para cargos municipales.