La pandemia de la COVID-19 paralizó las actividades económicas consideradas no esenciales durante los meses de abril y mayo, por ello, tres de cuatro sectores productivos (construcción, manufactura y la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas) anotaron descensos semestrales.

La producción industrial en México cayó un 1.8 por ciento en 2019 frente al 2018.

México, 11 de agosto (EFE).- La crisis del coronavirus llevó a la producción industrial de México a caer un 14.1 por ciento entre enero y junio pasado frente al mismo periodo de 2019 por la bajada de todos los sectores salvo la minería, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las cifras son resultado de las caídas de la construcción (20.9 por ciento), de la industria manufacturera (16.2), la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (5.1), mientras que la minería ganó (0.1), explicó el organismo en un comunicado.

En junio, cuando comenzó la reapertura económica en México en el contexto de la pandemia de coronavirus, la actividad industrial cayó 16.7 por ciento interanual.

Esto fue fruto del desplome del 26.1 por ciento en la construcción, del 16.5 de las industrias manufactureras, del 13.3 en la generación de electricidad y transmisión de energía eléctrica y del 5.2 en la minería.

Positivamente, en cifras desestacionalizadas, la actividad industrial aumentó un 17.9 por ciento en junio pasado respecto al mes previo, beneficiada por la gradual apertura económica y social.

A raíz de esto, la manufactura aumentó 26.7 por ciento, la construcción un 17.5, la minería un 1.6 y la generación de electricidad el 0.7.

Debido a la pandemia de coronavirus, las autoridades mexicanas ordenaron la paralización de todas las actividades no esenciales en abril y mayo.

En junio, con el comienzo de la llamada “nueva normalidad”, la economía empezó a reabrirse aunque de forma gradual y por regiones.

La producción industrial en México cayó un 1.8 por ciento en 2019 frente al 2018 debido al decrecimiento de la construcción y la minería.

El producto interno bruto (PIB) de México creció un 2.1 por ciento en 2018, al igual que el 2.1 del año anterior.

En cambio, el PIB se contrajo 0.3 por ciento en 2019, lo que supone una sustancial caída.

Para este 2020, la pandemia ha llevado a la mayoría de analistas y organismos financieros a situar la caída del PIB por encima del 8 por ciento.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado su pronóstico a una contracción del PIB hasta el 10.5 por ciento, una estimación que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tacha de “pesimista”.

El Banco de México señaló en un reciente informe que existe un “severo deterioro” de la economía mexicana por la pandemia de la COVID-19, que suma más de 53 mil muertos y 485 mil 836 casos.

Según cifras oficiales se han perdido más de un millón de empleos formales por la pandemia.