Los choferes del transporte público de la Ciudad de México podrán darse de alta en el IMSS y recibir los beneficios del programa de seguridad social, sin embargo, deberán cumplir con horarios, rutas, el uso de uniforme, además de medidas de convivencia en la unidad como no fumar, no reproducir música con volumen alto ni cometer actos que pongan en riesgo la vida de los pasajeros.

Ciudad de México, 11 de agosto (SinEmbargo).- Los más de 15 mil choferes de microbues y autobuses del transporte público concesionado de la Ciudad de México podrán afiliarse al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). También recibirán capacitación para profesionalizar su labor, informó Andrés Lajous, Secretario de Movilidad capitalino.

“Son 15 mil 500 personas las que se incorporen al régimen obligatorio del IMSS, con carácter de trabajadores independientes”, explicó el funcionario y dio a conocer que la inversión que el Gobierno de la CdMx asciende, para los últimos cinco meses de 2020, a 80 millones de pesos.

El programa especial de la Semovi de la capital del país se realizó en conjunto con las autoridades del IMSS.

Lajous explicó que el plan contempla la regularización de las unidades de transporte público concesionado; la profesionalización de los operadores (choferes); el ordenaminto vial; así como la entrega de apoyos para el abasto de combustible y, con ello, evitar un alza en las tarifas del transporte.

Como parte del elemento de profesionalización, se incluyó el alta en el IMSS de los operadores para que sean estas personas y sus familias las beneficiadas de los beneficios del seguro social, como la atención médica, la entrega de pensiones por invalidez, viudez, orfandad y vejez, así como el apoyo par gastos funerarios.

A partir de la implementación del programa las unidades de transporte público serán supervisadas por la Semovi, con el fin de verificar las condiciones laborales de los choferes, como las horas de trabajo diarias, además de evaluar los recorridos de la línea de transporte.

¿CÓMO SER PARTE DEL PROGRAMA?

– Los conductores del transporte público deberán presentar una solicitud digital en la Semovi.

– Deberán contar con una licencia tipo C de conducir, además de una identificación vigente.

Una vez aprobada la solicitud:

– Deberán firmar un compromiso y hacer entrega de los formularios correspondientes del IMSS.

SANCIONES CONTEMPLADAS

Los choferes podrán ser sancionados en caso de no contar con los requisitos físicos necesarios en las unidades de transporte, como dispositivos de monitoreo (GPS), cámaras y/o códigos QR.

La falta de regularización de la unidad, de acuerdo con el programa, es motivo de sanción.

En caso de no contar con licencia de conducir tipo C, cuando ya se cuente inscrito en el programa, así como la falta de permiso de circulación serán contemplados para continuar con el beneficio.

Además, los choferes deberán vestir “uniforme” para operar el transporte, que incluye el uso de camisa obligatorio. Tampoco podrán consumir tabaco o bebidas alcohólicas en la unidad, ni reproducir música en un volumen alto.

Los actos de violencia sexual, como acoso o abuso, así como de discriminación serán penados.