A través de un comunicado, Pfizer detalló que se trata de un acuerdo “multianual” para que Gilead haga uso de su capacidad manufacturera y que el medicamento llegue a los pacientes “lo antes posible”.

Nueva York, 11 de agosto (EFE).- La farmacéutica Pfizer anunció el pasado viernes un acuerdo con la biotecnológica Gilead Sciences para producir su fármaco contra la COVID-19, el remdesivir, y escalar así el suministro del medicamento, que se ha probado efectivo en la reducción de las probabilidades de muerte por el virus.

A través de un comunicado, Pfizer detalló que se trata de un acuerdo “multianual” para que Gilead haga uso de su capacidad manufacturera y que el medicamento llegue a los pacientes “lo antes posible”.

“Desde el principio quedó claro que ninguna empresa o innovación podría poner fin por sí misma a la crisis de la COVID-19. El acuerdo de Pfizer con Gilead es un excelente ejemplo de cómo los miembros del ecosistema de innovación trabajan juntos para ofrecer soluciones médicas”, dijo en la nota el presidente y director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla.

Agregó asimismo que juntos son “más poderosos que solos” y que para Pfizer, como “uno de los mayores fabricantes de vacunas, productos biológicos e inyectables estériles”, es un “privilegio” ofrecer su experiencia e infraestructura para ayudar a combatir la pandemia.

El remdesivir es el único medicamento autorizado para tratar la COVID-19 en Estados Unidos, aunque esa aprobación se ha hecho por un procedimiento de emergencia.

El fármaco aún no cuenta aún con la aprobación definitiva de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA en inglés), que no ha certificado el uso de ningún fármaco específico para el virus.

Hace cerca de un mes, Gilead afirmó que habían llevado a cabo un estudio con 312 pacientes que probaba que el remdesivir, su tratamiento para el coronavirus, reduce hasta en un 62 por ciento el riesgo de los pacientes críticos de morir por la enfermedad y aseveró que el medicamento está asociado con una significativa “recuperación clínica mejorada”.

Precisamente ayer, la firma biotecnológica aseguró que para octubre sería capaz de fabricar suficientes dosis de este fármaco intravenoso para satisfacer la demanda global y garantizó que está preparada para entregar dos millones de fármacos más para finales de año, así como “numerosos millones más” en 2021 tras incrementar la oferta del medicamento en más de cincuenta veces desde enero.

El acuerdo entre Pfizer y Gilead se produce cuando la primera está todavía inmersa en su esfuerzo para producir una posible vacuna contra el coronavirus cuya fase final de la prueba con 30.000 humanos comenzó la semana pasada.