Economía

El Banxico le responde a AMLO: La “reserva no puede usarse para pagar deuda”

11/08/2021 - 2:25 pm

El Presidente López Obrador dijo que quiere utilizar los cerca de 12 mil millones de dólares que le corresponden a México de la nueva asignación de derechos especiales de giro del FMI para pagar deuda del país.

Ciudad de México, 11 de agosto (SinEmbargo/EFE).- Gerardo Esquivel Hernández, subgobernador del Banco de México, señaló que los activos de la reserva internacional no pueden ser utilizados para pagar la deuda del país, luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo propusiera en su conferencia de prensa matutina.

Mediante su cuenta de Twitter, Esquivel Hernández explicó en un breve mensaje que los derechos especiales de giro (DEGs) no son una moneda, sino un activo de reserva internacional, por lo cual no pueden usarse para pagar una deuda.

Este miércoles, desde Palacio Nacional, el mandatario federal dijo que quiere utilizar para pagar deuda del país los cerca de 12 mil millones de dólares que le corresponden a México de la nueva asignación de derechos especiales de giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Podríamos utilizar estos recursos para pagar deuda por anticipado porque nos importa que no nos aumente la deuda y es hipotecar el futuro de las nuevas generaciones”, expresó el mandatario en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

El FMI emitió recientemente una nueva asignación por un equivalente a 650 mil millones de dólares que se distribuirán entre los países según su cuota de participación en el organismo.

“El Fondo va a entregar unos recursos a todos los países miembros, créditos a tasas bajas por 650 mil millones de dólares. A México le corresponden alrededor de 12 mil millones”, dijo López Obrador.

El Presidente aseguró que este dinero va directo a las reservas del Banco de México, pero dijo que su Gobierno podría “usar estos recursos” porque las reservas del banco central ya “han crecido mucho”.

No es la primera vez que el Presidente quiere meter mano en las reservas del Banco de México, puesto que en mayo exigió al banco central que explicara qué hace con sus 190 mil millones de dólares en reservas.

“Debemos respetar la autonomía del Banco de México, sin que esto signifique que sean una especie de casta divina. Sí hay una falta de información al pueblo de lo que hace el Banco de México”, opinó entonces el mandatario, molesto porque el Banco Central no transfirió remanentes de las reservas al Gobierno.

México cerró 2019, el primer año del Gobierno de López Obrador, con una deuda del 44.5 por ciento del producto interior bruto (PIB), mientras que en 2020 fue del 52.3 por ciento, algo que el presidente atribuye a la caída del PIB por la pandemia de COVID-19 y no a nuevo endeudamiento.

La economía mexicana cayó el año pasado un 8.2 por ciento, la peor crisis desde la Gran Depresión, y se espera que repunte más de un 6 por ciento este 2021.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas