Activistas de Derechos Humanos: Sólo voluntarios impiden una catástrofe en Hungría

11/09/2015 - 8:05 am

Budapest, 11 sep (dpa) – Sólo el compromiso de voluntarios está evitando una catástrofe en el campamento de acogida de refugiados húngaro de Röszke, en la frontera con Serbia, aseguró hoy en Budapest el coordinador del programa de refugiados del Comité de Helsinki en Hungría, Gábor Gyulai.

La intervención de muchos cooperantes ha salvado la vida a los refugiados, dijo Gyulai, que criticó la llamativa falta de intervención de iglesias y grandes organizaciones humanitarias como la Cruz Roja. El motivo sería la consideración a un gobierno que lleva a cabo una campaña de odio xenófobo, denunció Gyulai.

“La Cruz Roja en Hungría depende de los medios del gobierno y por eso se ha mantenido al margen”, dijo la directora del Comité de Helsinki en Hungría, Márta Pardavi.

En torno al 90 por ciento de las donaciones de alimentos y ropa para los refugiados llegan de ciudadanos privados, calcula por su parte el voluntario András Léderer, que lleva en automóvil a refugiados de Röszke en la frontera húngaro-serbia a Hegyeshalom, en la frontera con Austria, aunque ello sea considerado por las autoridades tráfico ilegal de personas.

Precisamente un ciudadano italiano fue detenido hoy en el suroeste del país cuando intentaba llevar supuestamente a Austria a 31 refugiados en su vehículo, con capacidad para nueve personas, informó la policía húngara. La policía paró el coche y los refugiados lograron salir y cruzar la frontera a pie. El italiano será investigado por tráfico de personas.

Pardavi acusó al gobierno del Primer Ministro derechista Viktor Orban de violar las leyes de la Unión Europea con su nueva legislación sobre la entrada de refugiados, que criminalizará el cruce ilegal de la frontera a partir del martes. Entonces se espera que muchos refugiados sean detenidos y rápidamente deportados. Entonces la situación par Serbia será muy difícil y las consecuencias, imprevisibles.

“Hungría está obligada a estudiar cada caso individual de los refugiados que buscan protección”, recordó Pardavi.

El Comité de Helsinki es una organización defensora de los Derechos Humanos que debe su nombre al acta final de la Conferncia sobre Seguridad y Cooperación en Europa firmado en 1975 en la capital finlandesa. En ese acta, los países comunistas del este de Europa reconocieron respetar los derechos humanos y libertades fundamentales.

Mientras tanto, Hungría pidió ayuda a la Unión Europea para la atención de los refugiados, solicitando la puesta en marcha del denominado Mecanismo Europeo de Protección Civil, informo hoy la Comisión Europea en Bruselas, algo sobre lo que se tendrá que deliberar ahora.

En concreto, Budapest solicitó colchones, ropa de cama o combustible, dijo una portavoz. El comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos visitará Hungría el próximo miércoles y viajará a Múnich el jueves.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas