Las protestas de mujeres han marcado esta semana. A ocho días de la toma de la CNDH, colectivos y feministas protestaron en la a Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y Puebla.

Ciudad de México, 11 de septiembre (SinEmbargo/Periódico Central/EFE).- Al menos 11 mujeres y seis menores fueron detenidas esta madrugada mientras protestaban en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), horas después algunas fueron liberadas. La manifestación se replicó en Puebla, donde un grupo de feministas clausuró simbólicamente la sede de la Comisión de Derechos Humanos estatal.

Las tomas de los organismos de derechos humanos del Estado de México y Puebla tuvieron lugar a ocho días de que colectivos de mujeres ingresaron a la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la convirtieron desde entonces en un refugio para víctimas, esto con el fin de exigir atención a los casos de violencia de género.

Mujeres manifestantes fueron agredidas por elementos de la policía en el Centro de Justicia de Atizapán de Zaragoza, Estado de México. Foto: Cuartoscuro.

Portesta en el Codhe.  Foto: Cuartoscuro.

El colectivo Manada Periferia informó minutos después de las 10:00 horas que algunas de las mujeres y menores de edad detenidos fueron liberadas del Centro de Justicia de Atizapán de Zaragoza. En un video transmitido en sus redes dijeron que acudirían a un hospital.

Posted by Manada Periferia on Friday, September 11, 2020

Las manifestantes denunciaron por la madrugada que fueron agredidas por policías estatales para que desalojaran el Codhem. Los actos violentos quedaron registrados en video.

El Gobernador Alfredo del Mazo reprobó las acciones de la Fiscalía mexiquense contra las mujeres que protestaron e informó que instruyó a Melissa Vargas, titular del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar, y a Rodrigo Espeleta, Secretario de Justicia y Derechos Humanos, que las apoyen.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado esta mañana sobre las agresiones, dijo que no tenía información al respecto pero pediría que se investigue.

PROTESTA EN PUEBLA

En solidaridad con las feministas que mantienen ocupada la CNDH en la Ciudad de México, activistas poblanas realizaron la toma simbólica de la sede de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla, en el Centro Histórico de la capital.

La medida es “una respuesta ante el silencio revictimizante del Estado Mexicano con las madres, hijas y mujeres víctimas de feminicidio, de hombres y mujeres desaparecidos y violencia sexual”, informaron las feministas poblanas sobre la toma de la comisión de Derechos Humanos en Puebla.

Durante la lectura de un comunicado, las manifestantes subrayaron su reprobación a la represión que han sufrido distintos colectivos feministas ocurridos el 16 y 24 de agosto en Ciudad de México y León, Guanajuato; el 5 de septiembre en Ciudad Juárez y la de este día en el Estado de México.

Frente a estos hechos, exigimos un cese a la represión policiaca y al encubrimiento de las autoridades policiacas que ejecutan estas formas de violencia, demandamos una justa reparación integral para las compañeras afectadas”, dijeron las feministas.

Además, exhibieron la indolencia de las instituciones poblanas frente a los 228 casos de mujeres que continúan desaparecidas tan solo en el 2019, y las más de 3 mil 500 personas no localizadas en Puebla así como los 460 casos de feminicidios registrados entre 2013 y 2019.

“Ineficaces frente al dolor de lo ocurrido con casos como el del feminicidio de Araceli Vázquez Barranco ocurrido en 2013, la desaparición Paulina Camargo Limón en 2015, la desaparición de Saraí Ávila Arellano desde el 2017, el feminicidio de Mara Castilla, Ingrid Aremis, Diana Celina González Hernández, María de los Ángeles Reyes o el caso de Yaz y Mitzi, dos niñas a las que el Estado les falló, así como le ha fallado a tantas víctimas de la violencia machista, al reproducir los pactos patriarcales que mantienen a los agresores, violadores y feminicidas en libertad y en total impunidad”, señalaron durante la toma las feministas.

La CDH dijo que apoya las exigencias de las mujeres, pero pidió que se manifiesten de forma pacífica.

TOMA DE CNDH

Mujeres activistas y víctimas de violencia cumplieron este jueves siete días de ocupación de la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), un acto sin precedentes que pone contra las cuerdas a un Gobierno que asegura que la acción está orquestada con fines políticos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró este martes que el asunto tiene “mucha difusión” porque los medios y la “prensa conservadora lo magnifican” para perjudicar al Ejecutivo de un país en el que son asesinadas diez mujeres cada día.

“Hay una demanda justa de que se atienda, una necesidad, pero ya se convirtió en un asunto, vamos a decir, político y -no me equivoco- abrazado por el conservadurismo”, consideró el mandatario en unas polémicas declaraciones que no han calmado las aguas.

Los colectivos feministas y madres exigen justicia para las víctimas de desaparición y feminicidios. Foto: Cuartoscuro.

UNA SEMANA DE LUCHA

La toma de la sede de la CNDH por parte de víctimas de violencia y activistas feministas se empezó a fraguar el 2 de septiembre, cuando los colectivos Ni una menos y Bloque Negro México acudieron a socorrer a Marcela Alemán, la madre de una niña violada en 2017 que se encadenó al edificio ese día para pedir avances en su caso.

“El jueves, la señora Marcela se retiró de las instalaciones. Dijo que se sentía cansada y que había llegado a un acuerdo con las autoridades. Pero se quedó la señora Silvia (otra afectada) y decidimos quedarnos en plantón el jueves y la mañana del viernes en su apoyo”, explicó a Efe Érika Martínez, cabecilla de la ocupación.

Martínez, cuya hija fue violada a los siete años sin que el agresor haya sido detenido, detalló que la entrada en la CNDH se produjo finalmente el viernes “como a la una o a las dos de la tarde”, que leyeron un pliego petitorio y permitieron retirarse al personal que estaba trabajando allí.

-Con información de Periódico Central y EFE.