El Colectivo Ni Una Menos, la Red “Manada Periferia” y otros colectivos feministas lanzaron diversos posicionamientos en contra de las detenciones que se realizaron la noche del 10 de septiembre.

Ciudad de México, 11 de septiembre (SinEmbargo/EFE).- La Comisión Nacional deDerechos Humanos (CNDH), colectivos feministas y organizaciones se pronunciaron en contra de la violenta detención de 13 mujeres que intentaron tomar las instalaciones de la Comisión del Estado de México (Codhem), quienes fueron retenidas en las instalaciones del Centro de Justicia Atizapán de Zaragoza.

El Colectivo Ni Una Menos, la Red “Manada Periferia” y otros colectivos feministas y en favor de los derechos humanos lanzaron diversos posicionamientos en contra de las detenciones que se realizaron la noche del 10 de septiembre.

Resaltaron los altos índices de violencia de género que están presentes en el Estado de México, y mayoritariamente en el municipio de Ecatepec, lugar donde se ubican las instalaciones de la Codhem-, por lo que resaltaron que las aprehensiones de sus compañeras se hayan ejecutado con violencia.

En el primero de los comunicados, exigieron la liberación de las personas detenidas, refiriendo el acto como una violación a los derechos de las mismas e irrumpiendo con la Ley, ya que al menos dos de ellas son menores de edad.

La tarde de hoy informaron que las mujeres fueron liberadas por las autoridades alrededor de las 10:15 horas de esta mañana. Sin embargo, exigen una disculpa pública “para todas y cada una de ellas” por parte de el Gobernador, Alfredo del Mazo Maza, los Alcaldes de Ecatepec y de Atizapán de Zaragoza, y de la Secretaría de Seguridad Publica (SSP) estatal.

En el último reporte que hicieron los colectivos, precisaron que a pesar de que las feministas ya fueron liberadas, las autoridades se niegan a entregarles sus pertenencias, por lo que solicitaron apoyo y difusión del caso.

Además, pidieron la reparación integral del agravio cometido en contra de las mujeres y sus hijos menores de edad, resolución inmediata de sus demandas y atencion médica inmediata para las afectadas.

Por último, exigieron la vinculación a proceso “de todos y cada uno de los efectivos que participaron en los arcos de brutalidad policial” y la “destitución del cargo de su jefe inmediato”.

CNDH PIDE A EDOMEX RESPETAR LOS DERECHOS

Por su parte, la CNDH solicitó a las autoridades del Estado de México que garanticen y salvaguarden los derechos de las manifestantes que se presentaron en el Codhem.

Aseguró que parte de su personal ya se traslada al municipio de Atizapán de Zaragoza, mientras que otros se dirigen a las instalaciones ubicadas en Ecatepec, para brindar la atención necesaria a las personas afectadas y a los familiares de víctimas de violencia.

La CNDH llamó al diálogo con todos los agraviados y las autoridades para llegar a acuerdos y consiliaciones que permitan frenar los actos violentos.

“Desde este organismo nacional estamos convencidos de que el diálogo es la única solución a los conflictos y los retos por los que atravesamos. De ninguna manera y bajo ninguna circunstancia podemos aceptar el uso de la fuerza en contra de ninguna manifestación de víctimas del delito”, escribió.

Por último, refirio que su titular, Rosario Piedra Ibarra, continuará con el seguimiento de los sucesos ocurridos en Ecatepec y más tarde informará sobre las acciones que se tomarán.

“Siempre con estricto apego a la Ley y las competencias de este organismo autónomo y con la firme convicción de proteger, acompañar y orientar a las víctimas. No más violencia”, finalizó.

LA DETENCIÓN DE LAS FEMINISTAS

Alrededor de una veintena de mujeres y algunos niños acudieron este jueves a primera hora de la tarde a la sede de la Codhem con la intención de ocuparla, en solidaridad con los colectivos feministas que mantienen tomadas las instalaciones capitalinas de la CNDH desde hace una semana.

En un primer boletín, la Codhem explicó que varias integrantes del colectivo Manada periferia habían ingresado de “forma pacífica” al edificio, en lo que constituía “una manifestación legal” que contaba “con el apoyo del organismo defensor”.

El comunicado detallaba que un alto cargo de la institución estaba acompañando a las mujeres dentro de la sede y ejerciendo de enlace con las autoridades de ese estado, colindante con Ciudad de México, para atender sus “demandas específicas”.

Sin embargo, ya en la noche empezaron a trascender en las redes sociales videos desde el interior de la sede, tomados por manifestantes que ocupaban las instalaciones, en los que se podía ver a la policía rodeando el edificio.

Los agentes finalmente irrumpieron en el inmueble y lo desalojaron en una escena tensa con golpes y empujones a las ocupantes, entre las que había algunos niños y una mujer embarazada, según se escucha y se aprecia en uno de los videos.

Tras el desalojo, la policía estatal presentó a 13 personas detenidas ante el Ministerio Público, aunque en la mañana de este viernes la Fiscalía comunicó que “serán puestas en libertad”.

A lo largo de la mañana corrieron por las redes sociales varias denuncias de colectivos y familiares de las arrestadas pidiendo información de su paradero y de su estado físico.

Una hora y media más tarde, la ONG informó que ya se había liberado y localizado tanto a Guerrero como al resto de manifestantes detenidas.

Este suceso se dio en apoyo a la toma de la CNDH de Ciudad de México, una protesta sin precedentes que este viernes cumple una semana y que está poniendo contra las cuerdas al Gobierno, incapaz de controlar una violencia que dejó 34 mil 608 homicidios dolosos y mil 012 feminicidios en 2019.

-Con información de EFE.