La Comisión Nacional deDerechos Humanos (CNDH), colectivos feministas y organizaciones se pronunciaron en contra de la violenta detención de mujeres que intentaron tomar las instalaciones de la Comisión del Estado de México (Codhem), quienes fueron retenidas en las instalaciones del Centro de Justicia Atizapán de Zaragoza.

Ciudad de México, 11 de septiembre (SinEmbargo).– La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó esta tarde que las once mujeres y los dos varones que fueron detenidos por tomar la sede de la Comisión de Derechos Humanos mexiquense en Ecatepec, fueron liberados durante la magna de este viernes.

“Las 13 personas, que estaban acompañadas por siete menores de edad, se encontraban en las instalaciones de manera ilegal, por lo que fueron detenidas y trasladadas al Centro de Justicia de Atizapán”, informó la FGJEM.

“Se ha iniciado un análisis de todo el material gráfico de los hechos referidos, mismo que sido difundido por diversas redes sociales y medios de comunicación, con el objetivo de verificar que la actuación del personal que tomó parte en esta acción operativa haya sido la correcta”, añadió.

La Comisión Nacional deDerechos Humanos (CNDH), colectivos feministas y organizaciones se pronunciaron en contra de la violenta detención de mujeres que intentaron tomar las instalaciones de la Comisión del Estado de México (Codhem), quienes fueron retenidas en las instalaciones del Centro de Justicia Atizapán de Zaragoza.

El Colectivo Ni Una Menos, la Red “Manada Periferia” y otros colectivos feministas y en favor de los derechos humanos lanzaron diversos posicionamientos en contra de las detenciones que se realizaron la noche del 10 de septiembre.

Resaltaron los altos índices de violencia de género que están presentes en el Estado de México, y mayoritariamente en el municipio de Ecatepec, lugar donde se ubican las instalaciones de la Codhem-, por lo que resaltaron que las aprehensiones de sus compañeras se hayan ejecutado con violencia.

En el primero de los comunicados, exigieron la liberación de las personas detenidas, refiriendo el acto como una violación a los derechos de las mismas e irrumpiendo con la Ley, ya que al menos dos de ellas son menores de edad.