La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que once mujeres y dos hombres fueron liberados, tras ser presentados ante el Ministerio Público por “ocupar de manera ilegal la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México”.

Ciudad de México, 11 de septiembre (SinEmbargo).- Integrantes de colectivas de mujeres incendiaron las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) en el municipio de Ecatepec, luego de que el sitio fuera desalojado por policías del Estado de México.

Las manifestantes denunciaron que policías de la localidad golpearon y detuvieron a las mujeres que se encontraban en el edificio de la Codhem. Entre las personas agredidas habían menores, aseguraron.

De acuerdo con los reportes, fueron alrededor de 50 mujeres las que volvieron a ingresar al edificio, ubicado en la colonia Boulevares, para realizar algunas pintas.

A la par, las manifestantes expresaron su repudio a las agresiones que mujeres sufrieron por la noche de ayer por parte de policías del Estado de México.

Cerca de las 19:00 horas, bomberos arribaron al sitio para sofocar el incendio; mientras policías estatales acordonaban la zona.

Las manifestantes también realizaron pintas en el edificio. Foto vía Resistencia Trans Feminista.

Previamente, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que once mujeres y dos hombres fueron liberados, tras ser presentados ante el Ministerio Público por “ocupar de manera ilegal la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México”.

Agregó que tras la liberación de las personas detenidas “se ha iniciado un análisis de todo el material gráfico de los hechos referidos, mismos que ha sido difundido por diversas redes sociales y medios de comunicación, con el objetivo de verificar que la actuación del personal que tomó parte en esta acción operativa haya sido la correcta“.

En el último reporte que hicieron los colectivos, precisaron que a pesar de que las feministas ya fueron liberadas, las autoridades se niegan a entregarles sus pertenencias, por lo que solicitaron apoyo y difusión del caso.

Además, pidieron la reparación integral del agravio cometido en contra de las mujeres y sus hijos menores de edad, resolución inmediata de sus demandas y atencion médica inmediata para las afectadas.

Por último, exigieron la vinculación a proceso “de todos y cada uno de los efectivos que participaron en los arcos de brutalidad policial” y la “destitución del cargo de su jefe inmediato”.

LA DETENCIÓN DE LAS FEMINISTAS

Alrededor de una veintena de mujeres y algunos niños acudieron este jueves a primera hora de la tarde a la sede de la Codhem con la intención de ocuparla, en solidaridad con los colectivos feministas que mantienen tomadas las instalaciones capitalinas de la CNDH desde hace una semana.

En un primer boletín, la Codhem explicó que varias integrantes del colectivo Manada periferia habían ingresado de “forma pacífica” al edificio, en lo que constituía “una manifestación legal” que contaba “con el apoyo del organismo defensor”.

El comunicado detallaba que un alto cargo de la institución estaba acompañando a las mujeres dentro de la sede y ejerciendo de enlace con las autoridades de ese estado, colindante con Ciudad de México, para atender sus “demandas específicas”.

Sin embargo, ya en la noche empezaron a trascender en las redes sociales videos desde el interior de la sede, tomados por manifestantes que ocupaban las instalaciones, en los que se podía ver a la policía rodeando el edificio.

Los agentes finalmente irrumpieron en el inmueble y lo desalojaron en una escena tensa con golpes y empujones a las ocupantes, entre las que había algunos niños y una mujer embarazada, según se escucha y se aprecia en uno de los videos.

Tras el desalojo, la policía estatal presentó a 13 personas detenidas ante el Ministerio Público, aunque en la mañana de este viernes la Fiscalía comunicó que “serán puestas en libertad”.

A lo largo de la mañana corrieron por las redes sociales varias denuncias de colectivos y familiares de las arrestadas pidiendo información de su paradero y de su estado físico.

Una hora y media más tarde, la ONG informó que ya se había liberado y localizado tanto a Guerrero como al resto de manifestantes detenidas.

Este suceso se dio en apoyo a la toma de la CNDH de Ciudad de México, una protesta sin precedentes que este viernes cumple una semana y que está poniendo contra las cuerdas al Gobierno, incapaz de controlar una violencia que dejó 34 mil 608 homicidios dolosos y mil 012 feminicidios en 2019.

-Con información de EFE.