Jesús Zambrano y Alejandro Sánchez. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Jesús Zambrano y Alejandro Sánchez. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Ciudad de México, 11 de octubre (SinEmbargo).– Las “malas mañas” priistas dieron pie a que la Comisión Política del Partido de la Revolución Democrática (PRD) moviera de octubre a noviembre su XIV Congreso Nacional, pues los perredistas quieren estar concentrados en la agenda política que durante este mes se desahogará en el Congreso de la Unión, dijo Alejandro Sánchez Camacho, secretario general del Sol Azteca.

“Se cambió la fecha porque el partido quiere estar concentrado en los tema de la agenda política parlamentaria del Congreso de la Unión, porque en la última quincena de octubre se va a tratar el asunto de Reforma Hacendaria, la Ley de Ingresos y la Reforma Política Electoral”, dijo.

Pero a los perredistas no sólo les preocupa estos tres temas de la agenda, sino que prevén que pueda iniciar la discusión sobre la Reforma Energética.

“Queremos estar e alerta por si nos quieren sorprender y meter al debate el tema energético. Ya sabemos que el PRI es muy mañoso y nos pueden dar la sorpresa”, dijo Sánchez Camacho.

Antier el PRD decidió cambiar la fecha prevista para el Congreso del 17 al 20 de octubre, para el 7 y 10 de noviembre.

No es la primera vez que los perredistas cambian el evento del año más importante para el partido.

A principios de febrero se previó que podría darse en agosto, sin embargo, durante la celebración de su Consejo Nacional se propuso como fecha tentativa la última quincena de septiembre.

El PRD también anunció que en vísperas del Congreso Nacional se realizará en todo el país entre el 24 y 27 de octubre la Jornada Defensa de la Soberanía Energética.

Dicha jornada consistirá en la difusión de material informativo sobre el impacto de la reforma energética del Ejecutivo federal y los beneficios de la propuesta del PRD en la materia.

El Sol Azteca realizará una caminata en todos los estados de la república con una duración de 75 horas continuas en alusión a los 75 años de la Expropiación Petrolera.

La Comisión Política Nacional del PRD sostuvo algunas sesiones durante la semana donde mandató a “todos los órganos de dirección y representación del Partido en las entidades y municipios del país para llevar a cabo acciones públicas similares contenidas en la propuesta de la Jornada en Defensa de la Soberanía Energética, atendiendo a sus posibilidades y condiciones específicas, pero que en cualquier caso deberá contemplar como acción mínima la de la realización de una jornada de información, volanteo y recopilación de firmas a favor de la Consulta Ciudadana en materia energética”.

LOS TEMAS ÁLGIDOS DEL CONGRESO

Sánchez Camacho adelantó que el Congreso Nacional girará en torno a cuatro ejes: línea política, estatutos, principios y programa.

“Dentro de esos los temas polémicos lo que sobresale el asunto de la línea política y la permanencia o no en el Pacto por México y el tema de la política de alianza, principalmente”, dijo.

El Secretario General indicó que dentro del tema de los estatutos, la definición de modelo y método del partido para elegir a sus dirigentes también causa polémica entre las diferentes fuerzas internas.

Así como la revisión del método de afiliación que hasta el momento no ha rendido los frutos que el PRD: llegar al millón y medio de militantes en el proceso que arrancó a mediados de enero.

En cuanto a la política de alianzas, la coalición con el Partido Acción Nacional que impulsó la fuerza política como parte de su estrategia electoral fracasó, pues del 100%, solo se concretó 50% en las elecciones del pasado 7 de julio.

Por si fuera poco, las coaliciones que se dieron, no fueron suficientes para detener la embestida del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que le arrebató municipios importantes como Cancún, Quintana Roo, sin que la unión con el PAN fuera suficiente para equilibrar la balanza con otras localidades.

PACTO POR MÉXICO, VA DE NUEVO EN CONGRESO

La permanencia o no dentro del Pacto por México les llevó decidir varias horas de una tarde y de la madrugada de otro día a los perredistas en el Consejo Nacional que realizaron en agosto.

El PRD acordó la madrugada del 11 de ese mes, continuar en los trabajados del acuerdo e impulsar a la par sus posiciones políticas dentro de este foro en el que están representadas todas las fuerzas políticas del país.

Durante el V Pleno Extraordinario del VIII Consejo Nacional, el sábado y las primeras horas del domingo, las distintas corrientes del PRD mantuvieron una acalorada discusión sobre si el partido debería o no continuar dentro del pacto.

El partido elaboró un documento para fijar su postura tanto sobre la permanencia de partido en el pacto como sobre las próximas reformas estructurales anunciadas por el gobierno federal.

Según las distintas tribus perredistas, el pacto ha servido sólo para legitimar el gobierno del priista Enrique Peña Nieto y culparon a la permanencia de su dirigente en esta negociación de los malos resultados que tuvo el PRD durante las pasadas elecciones locales del 7 de julio, en 14 estados del país.

Ante las críticas, el presidente del partido, Jesús Zambrano Grijalva, aseguró que el Pacto Por México permite defender las posiciones perredistas dentro de las negociaciones de las reformas estructurales.

“Se mantienen diferentes posiciones sobre la conveniencia de mantenerse en el pacto, en tal virtud, al mismo tiempo se respeta, por parte del Consejo Nacional, la participación o el derecho a no participar por parte de militantes del PRD en todos los espacios en los que esté la posibilidad e impulso de las posiciones políticas del partido tanto en las Cámaras del Congreso de la Unión, los movimientos sociales, el Pacto por México, los distintos foros de debate y en las movilizaciones que sean necesarias”, dijo el presidente del instituto político al concluir el cónclave perredista.

De acuerdo con lo expuesto por los oradores que participaron en el acto, la clave sobre la permanencia del PRD en esa estrategia nacional está en el alcance de la iniciativa de Reforma Energética que proponga el Ejecutivo Federal.

Sin embargo aún no queda claro si el PRI y Peña Nieto tomarán en cuenta la propuesta de reforma energética de Cuauhtémoc Cárdenas que impulsa el Sol Azteca y que se contrapone a la de los priistas y panistas.