Los panistas mexiquenses piden a Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN, lance una convocatoria para elegir la dirigencia local y quitarle el monopolio al “Grupo Tlalnepantla”, que lidera el actual Diputado Ulises Ramírez Núñez.

Foto: Especial, SinEmbargo

El blanquiazul está fracturado en el Edomex por falta de democracia interna, denuncian panistas  opositores al “Grupo Tlanepantla” Foto: Especial, SinEmbargo

Ciudad de México, 12 de octubre (SinEmbargo).– El Partido Acción Nacional (PAN) en el Estado de México nuevamente es un polvorín en donde saldrán a relucir viejos enconos y pugnas por el poder a nivel estatal.

Casi tres años después de que Óscar Sánchez Juárez, reconocido admirador de Adolfo Hitler, ganara la elección para dirigir el Comité Directivo Regional, un nutrido grupo de panistas mexiquenses empiezan a reagrupar sus fuerzas para derrocar el poder acumulado por el “Grupo Tlalnepantla”, liderado por el hoy Diputado federal Ulises Ramírez Núñez.

Encabezados por el Alcalde electo de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar, un grupo de panistas del Estado de México exigió a Ricardo Anaya Cortés, presidente nacional del PAN, que publique la convocatoria para elegir dirigencia del Comité local, misma que la dirigencia mexiquense tiene guardada en un bolsillo.

“Fueron bastantes liderazgos, entre todos los liderazgos que tuvimos alrededor del 75 por ciento del PAN del Estado de México”, explicó Vargas del Villar en entrevista para Sin Embargo.

“Queremos decirle al Comité Ejecutivo Nacional: aquí estamos ex presidentes del comité estatal; consejeros del partido; presidentes municipales; ex alcaldes; diputados y ex diputados locales y federales”, afirmó.

El grupo se reunió en Naucalpan y se manifestó en contra de la dirigencia encabezada por Óscar Sánchez quien presuntamente entrega cuentas a Ulises Ramírez, ex Presidente Municipal de Tlalnepantla, y lo acusan de detener la publicación de la convocatoria para elegir a la dirigencia en el Edomex.

Algunos de los que exigen la publicación de la convocatoria que asistieron a la citada reunión son José Luis Durán Reveles, presidente municipal de Naucalpan en el trienio 1997-2000; Pedro Rodríguez, Presidente Municipal de Atizapán, y Alfonso Bravo cercano al ex candidato a la gubernatura estatal, Luis Felipe Bravo Mena.

Asistieron, además,  Guadalupe Mondragón, ex Diputada federal en la LXII Legislatura; Óscar García y Juan Carlos Uribe quienes fueron cercanos a Ulises Ramírez, entre otros.

Los inconformes con la dirigencia de Óscar Sánchez afirman que no sólo se trata de sus excesos, sino de una serie de malas decisiones que mandaron al PAN muy por debajo de las expectativas originales, en el proceso electoral del 2015.

Si bien el panismo se consolidó como segunda fuerza a nivel estatal, quedó muy atrás en número de votos respecto a la alianza de los partidos Revolucionarios Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM).

Asimismo, en el número de votos totales es muy poca la diferencia respecto a sus más cercanos competidores, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena), los que, de haber ido unidos como una sola izquierda, habrían duplicado el número de sufragios que obtuvo el PAN.

“Fue un alejamiento del comité estatal hacia las bases, las imposiciones desde el comité directivo estatal”, destacó Enrique Vargas del Villar, Alcalde electo de Huixquilucan.

UNIDOS CONTRA ULISES RAMÍREZ

El actual coordinador de los panistas mexiquense en la Cámara de Diputados, Ulises Ramírez, encabeza el denominado “Grupo Tlalnepantla”. De acuerdo con fuentes consultadas por SinEmbargo, Ramírez pugnó por puestos de relevancia en la bancada y le fueron negados.

La bancada panista mexiquense es el cuarto grupo más numeroso al interior del grupo parlamentario con ocho legisladores, por debajo de Guanajuato, Baja California y Puebla.

Hace dos años y medio, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, entonces dirigido por Gustavo Madero Muñoz, desconoció la dirigencia albiazul mexiquense de Óscar Sánchez por sus excesos, entre las que se contaban diversas irregularidades en el proceso de elección interna y el recordado episodio en el que un defensor de Hitler ofreció una conferencia patrocinada por el PAN mexiquense.

Sin embargo, la queja principal se detonó no al final del pasado proceso electoral sino en la época de la selección de perfiles para las candidaturas, pues panistas antagónicos al “Grupo Tlalnepantla” denunciaron la imposición de candidaturas por parte de la dirigencia estatal.

En el pasado proceso electoral, se acusó a Ulises Ramírez, a través de sus operadores políticos, de la “venta” de candidaturas a una diputación federal, hasta por un millón de pesos.

La imposición de candidaturas tuvo como consecuencia la falta de apoyo de las bases panistas en muchos municipios, lo que propinó severas derrotas y más inconformidad.

A finales del siglo pasado y principios del actual el panismo iba en crecimiento en el Estado de México.

Si bien el PAN nunca ha gobernado el Estado de México, ha tenido históricamente una presencia importante en la entidad y ha logrado triunfos importantes en algunos municipios de la entidad mexiquense, principalmente en la zona del norponiente.

En la elección de 1997, el panista Luis Felipe Bravo Mena obtuvo 17 por ciento de los votos frente a 62 por ciento que le dieron la gubernatura al priista Emilio Chuayfett Chemor. Seis años después la distancia se redujo y José Luis Durán Reveles obtuvo 34 por ciento de votos frente a Arturo Montiel.

En el año 2000, el PAN consiguió el llamado “corredor azul” compuesto por los gobiernos de los municipios de Huixquilucan, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Nicolás Romero, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán, Tepotzotlán, Tultitlán, Coacalco, y que se extendió hasta municipios del oriente como Ecatepec y Tecámac.

Sin embargo, a partir del 2003 el panismo fue en caída libre, año electoral en que registró una caída de casi el 50 por ciento de los sufragios obtenidos en el 2000, gracias al efecto Vicente Fox Quesada.

Ulises Ramírez fue Presidente Municipal de Tlalnepantla en el periodo 2003 a 2006, época en la que consolidó su poder en el panismo mexiquense, la cual coincide con las fechas en que se registraron las peores caídas elecorales del partido albiazul.

En la elección para la gubernatura estatal de 2005, el candidato tricolor Enrique Peña Nieto superó ampliamente al panista Rubén Mendoza Ayala, quien consiguió 24.73 por ciento, diez puntos menos Durán Reveles en 1999.

En 2009, Acción Nacional vio terminada su hegemonía en el “corredor azul”, al perder Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán Izcalli.