Ciudad de México, 11 de noviembre (SinEmbargo).-  El ayuntamiento de Durango aprobó, por unanimidad, prohibir la realización de corridas de toros en este municipio por propuesta de las fracciones del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El pasado 8 de noviembre el Edil Luis Fernando Galindo se pronunció en contra de estos espectáculos e informó que se elaboró un reglamento, ya que no existía y sólo había una Ley de Protección y Bienestar Animal en la entidad.

Los regidores del Partido Revolucionario (PRI) presentaron ese mismo día, en sesión de cabildo, el reglamento para prohibir la fiesta taurina y de manera unánime se aprobó.

La propuesta, que también fue apoyada por Acción Nacional, determina que la Comisión de Hacienda, Control y Protección al Patrimonio Municipal no autoriza corridas de toros en el municipio.

El sustento de la iniciativa, a decir de los regidores que avalaron la prohibición, es lo que dispone la Ley de Protección y Bienestar Animal de Durango, donde “si bien es cierto no se establece de manera clara lo relativo a estas corridas, tampoco las exceptúa de su aplicación”.

Al respecto, Víctor Hugo Castañeda, líder panista en el Estado , dijo que las corridas de toros “son un espectáculo bochornoso” en tres actos de  veinte minutos y que escenifica la falsa superioridad y “fascinación enfermiza con la sangre”.