Virginia, de 40 años de edad y originaria de la localidad El Molino, se desempeñaba como docente y ese 5 de noviembre salió de su casa alrededor de las 6:00 horas para dirigirse a la comunidad de Nexticapan; sin embargo, en el trayecto fue interceptada. La privaron de la vida y no pudo llegar a su destino.

Por Magarely Hernández

Puebla, 11 de noviembre (PeriódicoCentral).- La mañana del 5 de noviembre, Virginia Tercero Salazar salió de su casa para dirigirse al trabajo; sin embargo, nunca llegó y tampoco regresó a su casa por lo que, durante la noche, sus familiares la reportaron como desaparecida. Dos días después, la mujer fue encontrada muerta y con señas de tortura en el municipio de Zacapoaxtla, convirtiéndose en una víctima más de feminicidio en el estado de Puebla.

Virginia, de 40 años de edad y originaria de la localidad El Molino, se desempeñaba como docente y ese 5 de noviembre salió de su casa alrededor de las 6:00 horas para dirigirse a la comunidad de Nexticapan; sin embargo, en el trayecto fue interceptada. La privaron de la vida y no pudo llegar a su destino.

Fue hasta la noche, cuando no regresó a casa, que familiares de inmediato la reportaron como desaparecida y su fotografía comenzó a circular en diversos medios de comunicación y redes sociales.

Familiares solicitan de su colaboración para localizar a la señora Virginia Tercero Salazar, de 40 años de edad, originaria de El Molino, Zacapoaxtla, Puebla. Se sabe que el 5 de noviembre, salió de su casa a las 6 de la mañana rumbo a su trabajo: se dirigía a Nexticapan. Ya no regresó a su casa ese día, sus familiares fueron a buscarla a su trabajo pero no se presentó. Hasta el momento se desconoce su paradero”, decía el reporte de su desaparición.

Las autoridades de Zacapoaxtla tomaron conocimiento de esta desaparición al día siguiente y el jueves 7 de noviembre se reportó que en unos campos de cultivo localizados a un costado del camino que conduce de Texocoyohuac a El Molino fue encontrado el cuerpo de una mujer y después se confirmó que se trataba de Virginia.

Se sabe que la víctima presentaba huellas de violencia y heridas producidas por arma blanca. Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudió al punto para realizar las diligencias correspondientes y dar inicio a las investigaciones; sin embargo, hasta el momento se desconoce quién o quiénes pudieron ser los responsables de este feminicidio.

Por su parte, el Ayuntamiento emitió un comunicado en el cual lamentó lo ocurrido y dijo que trabajarán en coordinación con las autoridades ministeriales para esclarecer este crimen.

“Duele la forma en que te quitaron la vida, mi estimada amiga. Hoy me partió el corazón el ver a tus señores padres y a tus hijos sufriendo tu pérdida. La vida me permitió coincidir contigo y así como nos dimos el tiempo para trabajar, hubo tiempo para convivir pero jamás pensé regresar a casa de tus padres y ver sufrir este tormentoso dolor. Dios te reciba en sus manos y a los que nos quedamos, que nos proteja”, escribió una amiga de Virginia.

Cabe mencionar que, en noviembre de 2017, Patricia Mora Herrera, una maestra de bachillerato, fue atacada sexualmente y después asesinada en el municipio de Zacapoaxtla cuando regresaba de un curso de la Secretaría de Educación Pública (SEP) impartido en Teziutlán.

Según la versión de su marido, alrededor de las 9:00 de la noche del viernes 10 de noviembre avisó que su curso había terminado y que se encontraba en camino a su casa en el rancho Toltepec, perteneciente a la demarcación antes mencionada de la Sierra Nororiental.

Su esposo, después de varias horas de esperarla, prefirió notificar a las autoridades locales. La Policía Municipal de Zacapoaxtla comenzó a hacer un peinado de la zona cercana a su casa y encontró a la mujer ya sin vida en un campo abierto que se encuentra detrás del domicilio.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICO CENTRAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.