A falta del rally navideño -si finalmente se produce-, Facebook (NASDAQ:FB), Google, Apple (NASDAQ:AAPL), Netflix (NASDAQ:NFLX), Amazon (NASDAQ:AMZN) y Apple atraviesan dificultades en bolsa que se cifran en cerca de 800 mil millones de dólares.

Ciudad de México, 11 de diciembre, (Investing.com/SinEmbargo).- Han tirado del carro de los mercados mundiales. Pero ahora les toca sufrir. Es complicado encontrar algún análisis a comienzo de año en el que augurase que las tecnológicas fuesen las grandes culpables de cerrar uno de los mayores ciclos expansivos de la historia. La guerra comercial parece ser uno de los grandes motivos de su mal momento sobre el parqué. Pero también existen otros motivos del patinazo de las grandes tecnológicas.

A falta del rally navideño -si finalmente se produce-, Facebook (NASDAQ:FB), Google, Apple (NASDAQ:AAPL), Netflix (NASDAQ:NFLX), Amazon (NASDAQ:AMZN) y Apple atraviesan dificultades en bolsa que se cifran en cerca de 800 mil millones de dólares.

De hecho, para Jeremy Gleeson, gestor del fondo AXA (PA:AXAF) WF Framlington, los dos presidentes han sido los principales culpables de la inestabilidad. “El auge de la volatilidad en los mercados de renta variable se ha visto impulsado en gran parte por eventos macro-económicos como las tensiones comerciales entre EU y China, el miedo a unas subidas de los tipos de interés más rápidas de lo esperado y algunos eventos específicos a algunas empresas”, subraya.

En este sentido, y para entender porque el mercado está dando la espalda a las tecnológicas, Felipe López, analista de Self Bank, indica que “es entendible que cuando llegan dudas al mercado, sean estas las que muestren una mayor volatilidad”.

“Está claro que cada vez se les exige más y más y las expectativas de los inversores siempre son altas. Quizá las grandes tecnológicas estén entrando en una crisis de maduración de negocio”, puntualiza.

El analista, por otra parte, no ve un cambio de tendencia a corto plazo. “Después de la cumbre del G20, los presidentes de EU y China se han dado una tregua durante un periodo de 90 días. Después de este periodo, no se sabe todavía qué sucederá”, asevera.

La guerra comercial entre EU y China, así como los escándalos han mermado las ganancias de las empresas tecnológicas. Foto: AP.

APPLE PIERDE CONFIANZA

La compañía que parecía un transatlántico a velocidad de crucero en agosto (llegaba a superar el billón de dólares de capitalización) tiene una realidad diferente en apenas cuatro meses.

Los inversores están preocupados: sus expectativas de venta son menores, la decisión de no ofrecer datos de venta con los nuevos terminales o la guerra comercial han pesado demasiado para la empresa de la manzana mordida.

Además, este lunes la compañía tenía que hacer frente a dos noticias que la castigaron sobre el parqué. La primera de ellas tenía que ver con las exportaciones a China. Y en esta ocasión poco tuvo que ver Trump. Su rival china Qualcomm (NASDAQ:QCOM) comunicó que había ganado una orden preliminar de un tribunal chino que prohíbe la importación y venta de varios modelos de iPhone de Apple en China.

Por otra parte, Citi recortaba el precio objetivo hasta los 200 dólares y era especialmente dura con la compañía. Los analistas de la entidad financiera se une a varias firmas de Wall Street que recortan las expectativas para las acciones de Apple: Morgan Stanley (NYSE:MS) (en el mercado débil en China para iPhones), Goldman Sachs (NYSE:GS) (en la deslucida recepción internacional del iPhone XR), Guggenheim Partners (en la disminución de las ventas de unidades de iPhone) año), UBS (SIX:UBSG) (sobre las advertencias de los proveedores y las débiles ventas en el extranjero), HSBC (sobre la dependencia excesiva de un solo producto) y Rosenblatt Securites (sobre las estimaciones de envío de iPhone reducidas).

Así, desde octubre la empresa de la manzana mordida se ha depreciado en bolsa desde octubre un 27 por ciento, quedándose en los 165 dólares por acción.

A pesar de todo, José Luis Cárpatos, CEO de serenitymarkets, resalta que aunque el tema no parece tan grave “el mercado se lo está tomando de momento”.

Si ha habido una tecnológica que ha recibido el castigo de los inversores esa ha sido Facebook. Los escándalos con la confidencialidad de los datos personales de los usuarios ha resultado clave a la hora de que el mercado mire para otro lado cuando se trata de la red social.

A pesar de que los títulos se recuperaron tras el caso de Cambridge Analytica, Facebook ha perdido unos 85 mil millones de dólares y su capitalización está por debajo de los 395 mil millones de dólares. Este año, los títulos se han dejado un 23 por ciento y desde octubre las acciones valen un 14 por ciento menos.

De hecho, el analista de Self Bank asegura que es normal que Facebook sea la compañía que más “dudas genere al mercado por sus cuestiones vinculadas con la pérdida de privacidad y su modelo de negocio”.

En este contexto, la autoridad italiana de la competencia (AIC) ha impuesto a Facebook una multa de 10 millones de euros por la falta de transparencia en el uso de datos y su explotación económica sin la información y el consentimiento de los usuarios.

Google también ha visto recortada sus ganancias. Foto: Marcio Jose Sanchez, AP.

NETFLIX DEPENDE DE SUS USUARIOS

Una de las compañías que más fuerza tenía durante el último año como es Netflix tampoco está atravesando buenos momentos. De hecho, es la que más cae con caídas que superan el 30 por ciento. ¿El motivo? La plataforma de series y películas depende demasiado de las previsiones de nuevos usuarios.

No obstante, la compañía subió ostensiblemente en su última presentación de resultados cuando confirmó que tuvo siete millones de nuevos usuarios. Otras variables como el excesivo endeudamiento o la nueva competencia están frenando el impulso positivo que arrastraba Netflix.

De cara al último trimestre del año, Netflix espera ingresar 4.199 millones de dólares y prevé un beneficio neto de 105 millones de dólares, 23 centavos por acción.

ALPHABET SE CONTAGIA DEL RESTO

La matriz de Google tampoco se libra. Durante esta crisis tecnológica Alphabet ha caído casi un 20 por ciento desde que registrase máximos de julio en el que se situaban los 1.285 dólares por acción. Sin embargo, los analistas del mercado no cierran la puerta y el 90 por ciento de los analistas que recoge Bloomberg recomienda comprar sus acciones.

A pesar de estas buenas recomendaciones, Google sabe que tiene que convencer al mercado de las inmensas inversiones que ha realizado durante los últimos meses, algo que de momento no gusta al mercado.

NI AMAZON PUEDE

Amazon, la compañía que superó la barrera del billón de dólares hace poco más de tres meses tampoco se salva de la quema. Desde que comenzase el 2018 a la empresa de Bezos le ha ido muy bien sobre el parqué. De hecho, sus acciones se han revalorizado un 38 por ciento y actualmente cada título se sitúa en los 1.618 dólares.

Pero los resultados trimestrales dejaron dudas. A pesar de que la empresa multiplicó por 10 su beneficio y vendió un 56 por ciento a través de sus canales, no cumplió con las expectativas del consenso de analistas. Tal es la desconfianza en estos momentos que la compañía vale 790.000 millones de dólares cuando hace tres meses sobrepasaba el billón.

Con este caldo de cultivo hay que preguntarse si merece la pena invertir en las tecnológicas, algo que Felipe López no tiene dudas. “Si bien las tecnológicas han sufrido descensos últimamente, no hay duda de que el sector tecnológico tiende a crecer, ya sea con las FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) o con otras compañías que estén ganando cuota de mercado como salesforce.com, Paypal (NASDAQ:PYPL) o Uber, que podría salir a bolsa próximamente”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Investing.com. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.