La SCJN negó la controversia interpuesta el pasado 6 de enero por el Alcalde de Tlaquiltenango para pedir que se retire el Mando Único de su municipio, el cual se instaló por decreto de Graco Ramírez en 15 municipios de Morelos después del asesinato de la Alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, ocurrido el pasado 2 de enero.

Un Ministro de la Suprema Corte negó la controversia interpuesta por el Alcade de Tlaquiltenango. Foto: Cuartoscuro

Un Ministro de la Suprema Corte negó la controversia interpuesta por el Alcade de Tlaquiltenango. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 12 de enero (SinEmbargo).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó este martes devolver el control de la Policía Municipal a Enrique Alonso Plasencia, Alcalde de Tlaquiltenango, Morelos luego de que este pidiera suspender el Mando Único en su municipio.

El Ministro Javier Laynez negó la suspensión solicitada por el Alcalde perredista, quien hace una semana promovió una controversia constitucional ante la Suprema Corte para impugnar el decreto de la implementación del Mando Único en la entidad, publicado el 3 de enero por el Gobernador de Morelos, Graco Ramírez, luego del asesinato de la Presidenta Municipal de Temixco, Gisela Mota Ocampo, ocurrido el pasado 2 de enero.

Aunque la controversia fue admitida a trámite, la SCJN podrá decidir en unos meses sobre la validez del decreto, en tanto, el Graco Ramírez tendrá el mando sobre la Policía de Tlaquiltenango.

El Alcalde de Tlaquiltenango tiene 10 días para interponer recurso de reclamación contra la negativa de suspensión, que resolverá una de las Salas de la Corte.

Desde el 28 de enero de 2015, el Gobernador Ramírez emitió un decreto similar asumiendo control de la Policía de dicho municipio, sin embargo, este no fue impugnado por el Alcalde anterior, por lo que el nuevo decreto solo prolongó la vigencia del original.