De acuerdo con un estudio, 1 de cada 3 mexicanos tiene dificultades para hacer frente a este periodo de complicaciones económicas que lleva a muchas personas a endeudarse más al pedir un préstamo para tratar de pagar otras deudas. Para sobrevivir a la “cuesta de enero” te compartimos algunos consejos.

Ciudad de México, 12 de enero (SinEmbargo).– Después de la euforia decembrina, de las vacaciones, las posadas, Navidad y Año Nuevo, los intercambios, los regalos y los gastos de las cenas puede vivirse un momento de resaca financiera para muchos mexicanos, la temida cuesta de enero.

De acuerdo con un estudio hecho por Parametría, 1 de cada 3 mexicanos tiene dificultades para hacer frente a este periodo de complicaciones económicas. Al preguntarle a las personas acerca del principal responsable de la “cuesta de enero” casi la mitad de los encuestados (47 por ciento) responde que son ellos mismos los culpables por haber hecho gastos desmedidos. Este difícil periodo lleva a muchas personas a endeudarse más al pedir un préstamo.

Para sobrevivir a la “cuesta de enero” te compartimos algunos consejos:

LIQUIDA TUS DEUDAS Y EVITA CONTRAER MÁS

Este es uno de los consejos que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) comparte. Si se compraron artículos a meses sin intereses es mejor poner fin a la deuda. “No importa que los pagos que realices cada mes sean pequeños, pues aun así estás comprometiendo una parte de tus ingresos”, se lee en su página. Una recomendación es no adquierir productos cuya vida funcional es más corta que el tiempo en que terminarás de liquidarlos.

Como primer paso se puede identificar cuál es la deuda que genera más intereses para comenzar a aportar un poco más de lo normal. “Si se trata de algún crédito y sólo estás pagando el mínimo, recuerda que únicamente estás cubriendo la parte de intereses y no aportas algo sustancioso al capital”.

Lo más importante es evitar pedir un préstamo para saldar la deuda, eso no resuelve la situación y sólo genera más deudas que aumentarán con el paso del tiempo. Esta opción sólo debe usarse en un caso muy desesperado.

“Tres recomendaciones que pueden funcionarte muy bien: Dale un descanso a las tarjetas de crédito, sé totalero y liquida los montos pendientes; si no te es posible liquidar en una sola exhibición, puedes dividir en dos partes la deuda, en una quincena puedes pagar la mitad y en la siguiente lo que resta de la misma; y finalmente, otra sugerencia es pagar el doble del mínimo para evitar los intereses altos”, explicó Ángel Sahagún, CEO y fundador de albo a Magazine.

ENLISTAR GASTOS E INGRESOS

Un paso importante para mejorar las finanzas es escribir los gastos que se tienen, además de los ingresos; esto ayudará a identificar qué gastos son más urgentes y a reconsiderar algunos gastos que no son necesarios o pueden esperar.

Este punto va muy de la mano con establecer un presupuesto ya que al ser conscientes de los ingresos y el dinero con el que se cuenta, se puede establecer un presupuesto para gastar a la semana o incluso al día, lo que ayudará a llevar el control de cuánto y en qué se gasta.

“Identificar los gastos e ingresos que llevamos a cabo de manera periódica, nos permitirá realizar un presupuesto real y aterrizado que beneficie a nuestro bolsillo, es importante entender que no solo se trata de desglosar cuentas, es una acción que requiere respetar la asignación de nuestros recursos y lo cual nos permitirá mantener un control y orden sobre nuestras finanzas”, dijo el CEO y fundador de albo.

Enlistar los gastos que se tienen es un tip importante para mejorar las finanzas personales. (Imagen ilustrativa) Foto: Pixabay

EVITAR GASTOS HORMIGA

¿Qué es un gasto hormiga? El café diario, el refresco, taxis, las propinas, las salidas de noche, es decir, los gastos hormiga son aquellos consumos diarios que se hacen de manera muy normal y que suelen pasar inadvertidos pero que son pequeñas fugas económicas que podrían agrandarse y afectar las finanzas ya que en un periodo determinado de tiempo sí representan una buena cantidad de dinero gastada e impiden ahorrar.

“Si bien es cierto que algunos gustos como el café, los snacks de medio día, las apps de transporte y aquellas de delivery on-demand se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana en la ciudad, también es cierto que son gastos que se pueden disminuir e incluso evitar. Por ejemplo, puedes hacer el súper el fin de semana y preparar comida para llevarte a la oficina”, señaló Ángel Sahagún.

Es importante identificar los gastos necesarios y los que no lo son. (Imagen ilustrativa) Foto: Sáshenka Gutiérrez, EFE

VENDE LO QUE NO UTILICES

La Condusef explica que otra forma de enfrentar la cuesta de enero es vender los obsequios recibidos que no fueron del agrado, que no son para nada útiles o que se repiten porque ya tenemos alguno. Internet permite vender estos productos en diversas páginas lo que puede ayudar a obtener algo de dinero.

“Esta es una buena idea para incrementar tus ingresos de manera orgánica y sencilla. ¿Cuántos de nosotros no tenemos en el clóset ropa en excelentes condiciones pero que ya no utilizamos? Existen grupos en Facebook donde puedes subir fotografías de tus prendas y venderlas por precios significativos”, agregó el especialista.

A través de Internet se pueden vender aquellos obsequios que te dieron y no te gustaron. (Imagen ilustrativa) Foto: Pixabay

CUIDA LA COMIDA

Durante enero suelen subir los precios de los alimentos por lo que planificar lo qué se comerá durante la semana ayuda evitar que la comida se eche a perder y con esto se pierda dinero o se gaste de más.