El joven mercadólogo oriundo de Puebla ha ganado popularidad en redes sociales por las parodias que realiza de tiktokers que muestran su clasismo en sus videos. Sin tapujos y a través de un sarcástico humor, Hank exhibe todas esas conductas que vienen de personas que perecen vivir en una burbuja lejos de la realidad de la mayoría de los mexicanos.

Ciudad de México, 12 de enero (SinEmbargo).– Alejandro Vega, mejor conocido como sólo Hank, es un generador de contenido que a través de su sarcástico humor le pega duro al clasismo que presume en redes sociales la clase privilegiada en México.

Desde Tehuacán, Puebla, Hank graba videos cortos en los que imita el de otros subidos a la red de TikTok. En ellos, algunos jóvenes con privilegios además de alardear de sus riquezas también se burlan de la forma de hablar de otras personas por no saber o pronunciar mal el inglés, se mofan de sus costumbres, cosifican a las trabajadoras del hogar, o bien, dan una demostración más de la burbuja en la viven alejada de la realidad de la mayoría de los mexicanos.

“Es una comedia que parodia actitudes de personas que no conocen muchas realidades del país, y yo las reflejo en los videos con humor. Trato de siempre también alegrar a las personas cuando tienen un día malo”, cuenta en entrevista con SinEmbargo, Hank.

Usuarios que te dicen cómo se deben pronunciar la marcas extranjeras, que llaman a la trabajadora del hogar para grabarse un TikTok y demostrar al mundo lo “buen” empleador o empleadora que es, los que te marcan un diccionario de la “niña fresa”, quienes dan minutos para mostrar sus zapatos Gucci, o los que se graban para hacernos saber que si eres comprador recurrente de Louis Vuitton la marca te hará llegar un levantador de zapatos, han sido denominados como whitexicans, un término que se derivada de la contracción de las palabras inglesas white y mexicans (blanco y mexicanos) para denominar a aquella minoría privilegiada que no concibe el sistema de desigualdad en México, pues cree que todos en el país nacen con las mismas oportunidades. Y son ellos a los que Hank no da tregua.

“Son por las actitudes que tienen en diferente situaciones o con diferentes personas. Viven encerrados en una burbuja de privilegios. No conocen la realidad y no conocen las situaciones que vive un mexicano promedio al día”.

Un ejemplo claro de una figura pública que vive muy lejos de la realidad de los mexicanos y que ha dado mucho de qué hablar es Samuel García, Senador del Movimiento Ciudadano (MC) y aspirante a gobernar el estado de Nuevo León, quien narró en una entrevista sobre lo “dura” que ha sido su vida al tener que ir al golf obligado por su padre para pagarle o que habla de “suelditos” de 40 y 50 mil pesos.

“[Samuel García] es alguien que no sabe la realidad que vive un mexicano, en este caso de Nuevo León, que a pesar de que es uno de los estados con mayor riqueza en el país, también es uno que tiene bastante pobreza, y yo creo que una persona así no sabría cómo dirigirlo. Todo eso que hace es propaganda para que hablen de él […]. Es un claro ejemplo de alguien que no ha vivido la vida como es en México”.

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.

DE MERCADÓLOGO A ÉXITOSO EN REDES

En 2018, Alejandro empezó con este proyecto después de la euforia que ocasionó el Matilda Challenge, que consistía recrear una de las escenas más icónicas de la cinta de 1996 con los recursos que tuvieras a la mano. Él se unió al reto de una forma muy peculiar y su video, colocado en primera instancia en su perfil personal, rápidamente se viralizó en redes y le dio así su primer gancho.

Hank, que adquirió su apodo del nombre de un personaje de la saga Rápidos y furiosos (Han Lue) junto a otros amigos, explica que su sentido del humor viene desde siempre. Acepta que de estudiante era considerado como el “graciosito del salón”. Esa fama aunado a su gusto por grabar sus ocurrencias lo motivaron a seguir grabando más videos y crear su ahora página de Facebook que ya suma casi dos millones de seguidores.

Alejandro vega, de 25 años. Foto: Hank, Facebook

El éxito ha ido en ascenso y el oriundo de Puebla de 25 años de edad lo atribuye a la constancia que da en sus publicaciones:

“Siempre tenía como que el sueño de que ‘quiero que esto se vea’. Había videos a los que de plano les iba muy mal, había videos con pocas visitas. Me sentía mal de que no llegara a mucha gente, me agüitaba, pero yo seguí haciéndolo y de repente el tema éste que actualmente toco mucho de los whitexicans es el pegó muchísimo”.

Ahora además de Facebook, Alejandro Vega también navega por YouTube (Hanki Aventuras con más 80 mil 700 suscriptores), Instagram (@el_hank, con más de 200 mil seguidores) y TikTok (@hanki_venturas, con cerca de 70 mil) más las que sumen.

Aunque Hank estudió Mercadotecnia, la misma que le ha ayudado a crearse una estrategia en sus redes, planea seguirle pisando los pies a más whitexicans en las redes para exponer su clasismo. Ahora también acompañado de nuevos personajes como Casiano y Becerril, y por supuesto con el apoyo de su familia que tampoco ha dudado en apoyarlo participando en otros videos.

“La verdad es algo que no me esperaba, pero sí ha llegado a mucha gente. Yo en cada video espero seguir mejorando. He tratado de meter otras cosas, y sino pegan, modificarlo y cambiarlo, y a la gente le ha gustado mucho. A mí me llena de satisfacción saber que le alegré la vida a alguien, el momento a alguien, que le saqué una carcajada, eso me motiva muchísimo”.

Desde Tehuacán, Puebla, Hank graba videos cortos en los que imita el de otros subidos a la red de TikTok. Foto: Hank, Facebook