En conferencia virtual, García Jiménez señaló que Veracruz no recibe vuelos de Europa, por lo que los viajeros tendrán que pasar por otros filtros antes de arribar a la entidad.

Ciudad de México, 12 de enero (SinEmbargo).- Cuitláhuac García, actual Gobernador de Veracruz, aseguró que no le preocupa la nueva cepa del COVID-19, originaria de Inglaterra, debido a que el estado no cuenta con aeropuerto internacional.

“Nosotros no tenemos ningún aeropuerto que reciba pasaje de Inglaterra, entonces no tendríamos por qué tener esa preocupación”, externó el mandatario jarocho.

En conferencia virtual, García Jiménez señaló que su estado no recibe vuelos de Europa, por lo que los viajeros tendrán que pasar por otros filtros antes de arribar a la entidad.


“No tenemos aeropuertos con esos vuelos internacionales, ni de Europa directamente ni de Inglaterra, entonces ellos pasarán por otros filtros antes de llegar a Veracruz”, explicó sobre la nueva variante de coronavirus que, según estudios, es hasta un 70 por ciento más contagiosa que el SARS-CoV-2.

UN CASO DE LA CEPA B117 EN NUEVO LEÓN

La Secretaría de Salud de Nuevo León detectó un caso positivo a COVID-19, con una similitud del 96.3 por ciento con la variante B117, hallada en Reino Unido en septiembre pasado.

De acuerdo con el titular de la dependencia, Manuel de la O Cavazos, el caso de encontró después de analizar 30 muestras aleatorias de personas que presentaban una fuerte cargar viral del virus.

“De manera aleatoria se seleccionaron a 30 pacientes con carga viral alta que se encontraba fuera del rango normal observado, fue de una manera al azar”, dijo hoy durante su informe diario.

Puntualizó que tras analizar el 99.88 por ciento de la secuencia genómica del virus, se halló una homologación del 96.3 por ciento con la variante identificada en el Reino Unido.

“Encontramos una muestra con el genoma viral prácticamente con la homología, tiene similitud de 93.6 por ciento, eso nos indica que ha que confirmar, hay que estar seguros si se trata de esa nueva cepa”, agregó.

De la O Cavazos añadió que la muestra será enviada al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicas (InDRE), para que se confirme si es idéntica a la variante B117.

LA VARIANTE BRITÁNICA

La nueva variante se conoce como VUI–202012/01 o linaje B.1.1.7, y fue anunciada por primera vez, el 14 de diciembre, por el secretario de Salud británico Matt Hancock. Posteriormente fue confirmada por el Servicio de Salud y por el consorcio británico de secuenciación de la COVID-19 (COG). Al volver a examinar las bases de datos del SARS-CoV-2, se supo que la primera muestra se tomó en el condado de Kent el 20 de septiembre.

La variante ha experimentado ya 14 mutaciones, incluidas siete en la proteína que interviene en la entrada del virus en las células humanas. Se trata de un número relativamente grande de mutaciones en comparación con las muchas variantes del SARS-CoV-2 actualmente en circulación a nivel mundial.

Las mutaciones son parte natural de la evolución del virus. En el caso del SARS-CoV-2, estas mutaciones pueden surgir debido a errores aleatorios durante la replicación del virus o ser inducidas por proteínas antivirales dentro de las personas infectadas o mediante una mezcla genética, conocida como recombinación, aunque actualmente no se han detectado signos de recombinación en el SARS-CoV-2.