Hace dos días, Ochoa Reza llamó “prietos” a todos aquellos priistas que abandonan su partido para unirse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), encabezado por Andrés Manuel López Obrador. Su comentario causó fuertes críticas y además empañó la recta final de la precampaña de su abanderado, José Antonio Meade, quien apenas este día habló al respecto y justificó los comentarios racistas del líder del PRI.

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo).- El precandidato de la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade Kuribreña, reconoció este día que el comentario racista del líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa Reza, fue un exceso, sin embargo, dijo, “es natural”.

En entrevista con Radio Fórmula, Meade Kuribreña habló por primera vez de las declaraciones de Enrique Ochoa, quien llamó “prietos” a los militantes desertores del PRI que han decidido unirse a las filas del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“Lo de ayer fue un exceso. En el calor de la arenga pasa eso: uno se excede y es natural”, dijo el precandidato presidencial.

Consideró que Ochoa reza hizo bien al disculparse públicamente y ofrecer una explicación. “Habla bien de él, que reconozca que fue un error y se disculpe”.

Hace dos días, en 10 de febrero pasado, Ochoa Reza llamó “prietos” a todos aquellos priistas que abandonan su partido para unirse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

“Aquí está el priismo leal, profesional, de siempre, de Tabasco. En cambio hay algunos que se van huyendo a Morena. Son los prietos, y a esos prietos desde aquí les decimos: les vamos a demostrar, son prietos pero ya no aprietan”, dijo el dirigente del PRI desde la ciudad de Huimaguillo, Tabasco.

Ochoa Reza compartió en su cuenta de Twitter un video de su discurso en donde arrmete contra los desertores y repite la palabra “prietos”.
Prieto, en México, es una manera despectiva de llamar a la gente de color más oscuro, de piel morena.

Las reacciones en redes no se hicieron esperar. Usuarios expresaron su indignación por el término utilizado por el priista.

“Sólo para aclarar, por color de piel más de la mitad de la población mexicana es PRIETA (incluido tu) y la mayoría estamos orgullosos de esa pigmentación verdad”, escribió un usuario llamado Alberto Ruiz.

Ochoa eliminó el tuit y ofreció disculpas en su cuenta de Twitter.

“El día de hoy en Tabasco me referí a los PRIistas que se han pasado a Morena como PRIetos. Mi comentario jamás fue referido a las personas que tienen mi mismo color de piel, del cual me siento muy orgulloso. Ofrezco una sincera disculpa. Esta campaña será de propuestas y unidad”. Pero no pudo contener la crítica.

Los comentarios racistas de Ochoa Reza han caído como balde de agua fría a la campaña de José Antonio Meade, quien se ha mantenido en la tercera posición en la mayoría de las encuestas a pesar del discurso “triunfador” del jefe de campaña, el ex Secretario de Educación, Aurelio Nuño.

No ha sido el mejor cierre para una precampaña en la que el cinco veces Secretario de Estado ha tratado de remontar los negativos que arrastra del Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. Meade, un ciudadano que no es miembro del Revolucionario Institucional, ha debido tomarse la foto con líderes sindicales y personajes poco apreciados del partido que lo acoge, mientras los escándalos de los ex gobernadores han corrido en paralelo con su promesa de que abatirá la corrupción.

En la plataforma Change.org se lanzó una petición dirigida Enrique Ochoa y al Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), en la que los ciudadanos expresaron que “nos afecta, ya que una persona pública no debe de tratar a las personas de esa forma, somos mexicanos de diferentes colores de piel, pero merecemos respeto”.