Emilio Lozoya Austin es hijo de Emilio Lozoya Thalmann, quien fungió como director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y fue Secretario de Energía en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (de 1988 a 1994). Su abogado ha dicho que Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto deben hablar sobre el caso que involucra a su cliente y ha amagado con difundir información importante sobre las acusaciones de corrupción.

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo).– Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue detenido en Málaga, España, confirmó el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero. Temprano circuló un rumor de su aprehensión, pero fue desmentido en los siguientes minutos tanto por su abogado como por presuntas fuentes oficiales. Poco después, la misma FGR emitió una confirmación en Twitter.

Emilio Lozoya se encontraba escondido en un paraíso en el Mediterráneo. En Málaga, también España, en mayo pasado fue detenido su presunto socio en negocios ilegales, el empresario mexicano Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA). El empresario cayó el 28 de mayo en el aeropuerto español de Palma, en esa isla mediterránea. Se negó entonces a ser extraditado, y pidió su libertad.

El abogado del ex funcionario, Javier Coello Trejo, sostuvo en entrevista con Alejandro Cacho, en Televisa, que tuvo comunicación con él hace tres días y “que yo sepa, no está detenido”. Pero esto ha quedado superado por la confirmación de la Fiscalía. “Efectivamente fue detenido, en España, Emilio Lozoya”. Eso dijo Gertz Manero a “Por la mañana”, de Radio Fórmula. Policías locales de Málaga, España, especializados en las búsqueda de fugitivo, habrían dado con él.

Desde la cuenta @FGRMexico, la Fiscalía simplemente confirmó: “#FGRInforma Confirma detención por parte de autoridades españolas de Emilio ‘L’ en aquel país”.

La defensa del ex funcionario precisó que no ha sido informado y que intenta localizarlo en medio de los rumores. “Esperaremos. Si es cierto, prepararemos la defensa, que ya está preparada”, señaló posteriormente el abogado a Noticias MVS. En ese momento dijo desconocer el paradero de su cliente y que “no es sencillo entrar en contacto con él”.

“No, nada. Ya checamos y no nos dicen nada”, explicó sobre la confirmación de la Fiscalía mexicana. El abogado dijo que la madre de Lozoya se encuentra en arraigo domiciliario. “Él [Lozoya Austin] está convencido de que no existen elementos en las carpetas de investigación y que estaba dispuesto a entregarse siempre y cuando hubiera un procedimiento parejo. Hay mucha gente que tiene que hablar de esto y declarar”, agregó.

El abogado ha dicho que Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto deben hablar sobre el caso que involucra a su cliente y ha amagado con difundir información importante sobre las acusaciones de corrupción.

Los días felices: Emilio Lozoya y Alonso Ancira en una imagen de septiembre de 2013. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

¿QUIÉN ES LOZOYA?

Emilio Lozoya Austin es hijo de Emilio Lozoya Thalmann, quien fungió como director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y fue Secretario de Energía en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (de 1988 a 1994). Un reporte de diciembre de 2012 del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos lo identifica además como “vital” para para la apertura del sector energético mexicano, aprobada finalmente en la reforma constitucional de diciembre de 2013.

El hombre de 45 años, quien fue titular de Pemex de 2012 a 2016, durante el Gobierno del ex Presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), estaba prófugo y con paradero desconocido después de que la Fiscalía General de la República (FGR) lo acusó de haber recibido sobornos de la firma brasileña Odebrecht y de haber participado en la compraventa irregular de un planta de fertilizantes, por lo que tenía una orden de captura en su contra. Lozoya Austin fue removido de la dirección de Pemex el 9 de febrero de 2016, cuando estalló la crisis de la petrolera ahogada por la deuda y el desplome de los precios del petróleo y justo 13 días después de la filtración de un audio en que se le señalaba de gestionar a favor de la constructora Obrascón Huarte Lain (OHL) en México, donde fue miembro del Consejo de Administración hasta diciembre de 2012, y señalada de dar sobornos a cambio de contratos públicos.

Luego de ser el Coordinador de Vinculación Internacional en la campaña electoral del priista Enrique Peña Nieto, a Lozoya –amigo del entonces Secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso– se le encargó guiar a la petrolera durante la apertura a la inversión público-privada derivada de la Reforma Energética. A su paso por OHL, por Pemex y por la campaña de Peña Nieto, su nombre aparece vinculado con una vasta red de funcionarios y ex funcionarios tanto del Gobierno federal actual como de sexenios anteriores y caracterizados por sus vínculos con negocios del sector privado. Entre ellos, sus ex compañeros en OHL como Carlos Ruiz Sacristán, ex empleado de la Secretaría de Hacienda con Salinas de Gortari, primer director de Pemex con el Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, luego Secretario de Comunicaciones y Transportes en el mismo sexenio, y hermano del actual presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Jaime Ruiz Sacristán.

En esta foto de archivo del 16 de octubre de 2015, Emilio Lozoya, entonces director de Petróleos Mexicanos (Pemex), participa en una reunión en París. El ex directivo fue detenido en España por cargos de corrupción. Foto: Jacques Brinon, Archivo, AP

En esta misma empresa compartió Consejo de Administración con el también director de Pemex en el sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa y Secretario de Energía con Ernesto Zedillo, Jesús Reyes Heroles González Garza. Y, también, con José Andrés de Oteyza, ex Embajador y ex Secretario de Patrimonio y Fomento Industrial en el Gobierno del ex Presidente José López Portillo. En 2015, Lozoya Austin era director de Pemex cuando la trasnacional estadounidense de inversiones Blackrock adquirió un 45 por ciento del gasoducto Los Ramones y, ese mismo año, firmó un memorando de entendimiento con la paraestatal mexicana para participar como una de sus principales consejeras de inversión.

En el Consejo de Administración de BlackRock participa, desde 2011, Marco Antonio Slim Domit, hijo del magnate mexicano Carlos Slim Helú y quien también ocupa un lugar en el Consejo de Administración de la nueva petrolera de esta familia, Carso Oil and Gas, actual participante de la tercera licitación de la Ronda dos de la Reforma Energética. Y BlackRock adquirió, también en 2015, el fondo de inversión denominado Infraestructura Institucional, creado por Jerónimo Gerard Rivero, cuñado del ex Presidente Salinas de Gortari.

Este fondo, nutrido principalmente con los recursos de los fondos de ahorro para el retiro, a su vez fondeó parte de la también nueva empresa petrolera Sierra Oil and Gas, ganadora de la primera ronda de licitaciones de la Reforma Energética para la que Lozoya Austin fue “vital”. Pemex, mientras, enfrentó en esos meses la caída de los precios del petróleo, un severo declive en la producción de hidrocarburos y, al final de 2015, antes de la salida de Emilio Lozoya Austin como director general, pérdidas de más de 500 mil millones de pesos.

“El resultado hasta diciembre de 2015, de acuerdo con el informe entregado (…) a sus inversionistas a través de la Bolsa Mexicana de Valores, es una reducción en las ventas totales de 28 por ciento, aumento del 19 por ciento en el costo de la producción y, en total y pérdidas 522 mil millones de pesos; casi el doble de las registradas en 2014”, reportó SinEmbargo el 1 de marzo de 2016.

“A esta disminución de los ingresos de la hoy denominada Empresa Productiva del Estado se suma un recorte de 100 mil millones de pesos (…) medida que, de acuerdo con lo anunciado por el nuevo director general de la petrolera mexicana, José Antonio González Anaya [sucesor de Lozoya y concuño de Carlos Salinas], se enfrentará con una reducción de 46 mil 800 millones de pesos en Exploración y Producción (PEP), su principal fuente de ingresos”, agregó este medio. Carlos Ruiz Sacristán, quien integró el consejo de OHL hasta 2016, encabeza todavía a otra empresa ampliamente beneficiada por la apertura del sector eléctrico mexicano: Infraestructura Energética Nova, o IEnova, filial mexicana de la estadounidense Sempra Energy.

El ex Presidente Enrique Peña Nieto estaría implicado en la trama de sobornos que implicó la compra, por parte de Pemex, de una planta de fertilizantes. Foto: Presidencia

Y, en ésta última, participa otro ex funcionario considerado ejemplo del tránsito del sector público al privado y clave para la apertura del sector eléctrico: Luis Téllez Kuénzler, ex Subsecretario de Agricultura en el sexenio de Salinas, de Energía en el de Zedillo, de Comunicaciones en el de Calderón y, actualmente, consejero independiente del Fondo Mexicano del Petróleo, creado por la Reforma Energética para la administración de los ingresos que deje la asignación de contratos del sector mexicano de hidrocarburos.

Sin embargo, aclaró que Pemex no participó en su administración, por lo que quedó en los demás accionistas, quienes no sólo tomaron las decisiones importantes, sino el control de la empresa.

“Compró y dejó en manos de los anteriores propietarios la mayoría de las acciones todas las decisiones de la empresa, nunca hubo una participación de Pemex, no participó en su administración”, reiteró desde Palacio Nacional.

Romero Oropeza señaló que para febrero de 2014, PMI contrató al astillero para la construcción de una Unidad Habitacional Flotante (flotel), con el objetivo de dar servicio al personal de Pemex Exploración y Producción (PEP) que trabaja en instalaciones costa afuera.