Uno de los sujetos comenzó a llorar. Dijo que había perdido a su hijo. Era parte de la extorsión. Ocurrió en la Ciudad de México.

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo).– Una joven reveló una nueva forma de extorsión que llevan a cabo sujetos en la Ciudad de México. 

De acuerdo con su relato, el cual fue compartido en redes sociales, al menos dos hombres engañan a las personas para conducirlas hasta lugares apartados, donde les roban sus pertenencias.

“Todo esto pasó el lunes 10 de Febrero de 2020. Iba saliendo del cajero Santander que está cerca de Copilco. Me abordó un señor vestido de campesino y me dijo que tenía que cambiar varios cheques, pero que no sabía leer, que si yo era universitaria que seguramente sabía leer y que por tanto estaría dispuesta a ayudarlo”, relató la víctima.

“En ese momento sólo se me ocurrió decirle que pidiera ayuda de un policía, para lo que respondió que ya habían intentado quitarle sus cheques. Acto seguido apareció otro chico que escuchó la misma historia del señor. Cuando terminó me ofrecí a llevarlo a adentro del banco para que preguntara lo de sus cheques y me ofrecí a quedarme con él para que le dieran la cantidad completa, es decir, contarle el dinero y esas cosas. En ese momento comenzó a llorar y decir que había dejado sentado a su hijo en la banqueta comiendo y que hablando conmigo pues lo había perdido de vista”, agregó.

“Los que me conocen saben que tengo varios hermanitos pequeños y que si algo les llegara a pasar, pues me muero, en conclusión, con eso me agarraron, les juro que hasta yo me preocupé por su hijo perdido, por lo que ahí me ofrecí a caminar con ellos para buscar al niño y ver qué podíamos hacer con los cheques, en ese momento él me dio uno en la mano para que lo leyera”, añadió.

El joven, quien se identificó como alumno de la Facultad de Medicina, comenzó a hacerle preguntas a la víctima. Dijo que se llamaba Leonel y también fingió pedir información sobre el niño que buscaban.

“Para cuando me di cuenta llegamos a un lugar que yo no conocía, había poca gente y pues ahí me puse nerviosa, ahí entendí todo. Los que me conocen también saben que soy muy expresiva, así que pienso que se notaba que estaba nerviosa y asustada, no había nadie, por lo que simplemente me pidieron mis cosas, me quitaron mi mochila y la revisaron, abrieron mi cartera y tomaron todo el dinero que llevaba, me pidieron ropa que llevaba puesta, como mi chamarra e incluso se llevaron mi bata de laboratorio”, contó la joven.

La víctima mostró una fotografía del cheque falso que le entregaron:

El cheque falso. Foto: Especial.